Escucha esta nota aquí

Con el departamento escalando la nueva ola de coronavirus, la campaña electoral no da tregua. Mientras Santa Cruz vivía la segunda peor semana de su historia epidemiológica, con 4.392 reportados entre el 3 y 9 de enero, solo superada por la tercera semana de julio, cuando se alcanzó el pico de la primera ola, los partidos políticos que tercian por la Gobernación y las 54 alcaldías del departamento compitieron entre sí con brigadas médicas y concentraciones que, según aseguran, respetaron medidas de bioseguridad. 

Mientras siguen con su campaña, miran de reojo hacia el Tribunal Electoral Departamental, que inició consultas la semana pasada para ver restricciones, pero depende de lo que indique cada municipio para aplicarlas.

En la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, se multiplican las brigadas partidarias con médicos que reparten medicamentos mientras los candidatos “evangelizan” con sus promesas electorales. Así se desplegó la estrategia de UCS, Creemos, SPT y FE.

También se apuntan entre sí para ver quién está haciendo más uso de la pandemia como herramienta de campaña, sobre todo los que están en doble tarea, la de funcionario público y la de candidato.

Ayer, Jhonny Fernández, concejal y candidato a Alcalde por la UCS, volvió a cargar contra la decisión de Angélica Sosa, alcaldesa interina y candidata de SPT, para que dejara el sillón edil y dedicarse a la campaña. Fernández consideró que no hace campaña con la desesperación de la gente en medio de la pandemia, sino que suple lo que no hace la Alcaldía. Aseguró que las brigadas municipales no llegaron ni al 10% de la población.

Otro candidato que apuntó contra la alcaldesa interina fue Roly Aguilera. “La Alcaldía debe iniciar el proceso de compra de vacunas para salvar la vida de los cruceños y reactivar la economía pues la gente irá sin miedo a trabajar. Queremos soluciones, no parches”, dijo Roly Aguilera, que ayer recorrió los barrios explicando su plan, repartiendo barbijos y dispensadores de alcohol, según él, cumpliendo protocolos estrictos.

Esto provocó la reacción de Santa Cruz Para Todos. Por la tarde, Roberto Áñez, candidato a concejal y vocero del partido en función de gobierno municipal, salió al cruce de las declaraciones y aseguró que Aguilera pedía comprar vacunas a una empresa que tiene licencia para comprar juguetes. “No podemos hacer política con malos datos. No podemos mentir que en una semana podemos estar vacunados”, dijo.

La semana pasada, Sosa acordó con el Gobierno de Luis Arce Catacora que el municipio cruceño no comprará vacunas, sino que garantizará la contratación de personal para el primer y segundo nivel hospitalario, además de coadyuvar con la aplicación de pruebas masivas y, cuando esté disponible, con la vacunación.

Áñez también criticó la campaña del Movimiento Al Socialismo, que el fin de semana hizo la presentación de sus candidatos en un acto masivo en provincias, sin las medidas de seguridad exigidas. Aseguró que su campaña se basa en brigadas médicas, desinfección y fumigación de casas.
Víctor Hugo Núñez del Prado, candidato de FE, estuvo el fin de semana repartiendo dosis de ivermectina en una iglesia. Es parte de Ángeles contra el Covid y asegura que no hará campaña, sino se dedicará a seguir con su labor con el grupo de voluntarios. Para difundir su programa ha abierto un canal de Tik-Tok, con mensajes de 15 segundos: “cortos como patada de chancho”, según él.

Mientras, Luis Felipe Dorado, candidato a gobernador por SOL, estuvo en actos masivos en San Javier y San Ramón. Asegura que verificaron que todos tuvieran barbijos y alcohol e incluso en el acto de ayer en Colpa Bélgica, se respetó la separación de metro y medio entre personas. Él es partidario de que se pospongan las elecciones, pero todo dependerá de lo que indique el órgano electoral.

Mientras todos compiten por el voto de la gente, esa parece ser la única coincidencia: no dejarán de hacer campaña si no se postergan las elecciones. La semana pasada, el TED cruceño inició consultas, mientras el TSE espera una reunión con la Organización Panamericana de la Salud. Si dependiera del Sedes cruceño, la elección ya se habría postergado. Según Carlos Hurtado, director de Epidemiología, Santa Cruz irá a votar en el pico de la segunda ola.

Comentarios