Escucha esta nota aquí

Los plazos para tratar las demandas de inhabilitación de candidatos fueron muy ajustados este año. El mismo presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, informó que el trabajo para resolver esas acciones legales se extendió hasta el jueves 4 de marzo, el primer día del silencio electoral.

“El Tribunal Supremo Electoral ha tramitado, aproximadamente, 70 demandas de inhabilitación en el transcurso de estas semanas; todas han sido resueltas. El día de ayer se completó la labor”, explicó la autoridad el viernes 5 de marzo, cuando se reunió con observadores internacionales.

Romero subrayó que, en todos los casos, las demandas derivaron en decisiones “enmarcadas en las leyes”, pues “han seguido el debido proceso”. “Por otro lado, hemos trabajado para garantizar, para asegurar el respeto de los valores democráticos, que sustentan una elección libre y plural”, puntualizó.

Escenarios

Los tribunales electorales departamentales (TED) los que resuelven, en primera instancia, impugnaciones contra candidatos en elecciones subnacionales. Si se registra una apelación o se plantean recursos de revisión, el TSE emite el fallo definitivo.

“El juego de los tribunales generó mucha incertidumbre. El Órgano Electoral ha actuado de manera muy oportuna en algunos casos, pero en otros los ha dejado en vilo. Eso va influir en la elección”, comentó Fabián Yaksic, exdiputado y candidato a asambleísta departamental en La Paz por la opositora Comunidad Ciudadana (CC).

El caso más notorio de impugnaciones involucró a Manfred Reyes Villa, cuya candidatura fue inhabilitada y luego restituida por el TSE al filo de los plazos legales y el mismo día en el que vencía el tiempo para sustituir postulantes.

A tres semanas de los comicios, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) emitió una decisión sobre un pliego de cargo de Bs 2,3 millones contra Reyes Villa, una acción que lo dejaba fuera de la contienda. El candidato pagó y apeló al TSE, que optó por restituirlo luego de tomar nota de sus derechos políticos.

Romero, quien aseguró la legalidad de las decisiones del Órgano Electoral, anticipó luego, en una entrevista con EL DEBER (incluida en esta edición), que los plazos deben ser parte de una reflexión con miras a un ajuste normativo.

El TSE también fue criticado por retirar de la escena al recuento rápido y en Santa Cruz se instaló una huelga de hambre para exigir su aplicación del sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre). Romero apuesta por el recuento oficial.

Comentarios