Escucha esta nota aquí

Las movilizaciones que se realizan en el país fueron calificadas como “grupos minúsculos” por el presidente electo, Luis Arce Catacora, quien dijo que estas protestas que se realizan en las ciudades de Cochabamba y Santa Cruz, principalmente, retrasan las tareas que deben encararse.


“Después de casi un año de crisis económica y social, es tiempo de reconstruir la patria. Nuestra lucha busca devolver la estabilidad a todos los bolivianos que merecen vivir en paz. Las movilizaciones solo retrasan la reactivación, generación de empleos e ingresos”, publicó Arce Catacora en su cuenta personal de Twitter.


Movimientos de activistas en Santa Cruz y Cochabamba decidieron desconocer los resultados de las elecciones del 18 de octubre y exigen al Tribunal Supremo Electoral (TSE) una auditoría a los resultados de esos comicios. También exigen que hasta que se cuente con esos resultados no se lleve adelante la posesión de las nuevas autoridades.


Para el mandatario electo, estas protestas están protagonizadas por, “algunos grupos minúsculos” que tratan de generar violencia y no toman en cuenta la decisión mayoritaria del pueblo en las urnas. 


Mientras los grupos de activistas asumen medidas, el gobierno trabaja en la transmisión de mando y los preparativos oficiales para las delegaciones de diplomáticos que anunciaron su arribo a La Paz.