Escucha esta nota aquí



Si bien la jornada electoral se cumple sin contratiempo en el Plan Tres Mil, las medidas de bioseguridad recomendadas por las autoridades electorales y sanitarias se cumplen a medias.

En los recintos electorales Claudina Thevenet y Urkupiña, de dicha ciudadela, los electores empezaron a sufragar en el horario establecido. Se evidencia alta afluencia de votantes y un fuerte control policial en el ingreso de ambas unidades educativas para hacer cumplir el uso obligatorio de barbijo y portar alcohol desinfectante y lapicero para votar.

Si bien las previsiones se cumplen con rigor en las puertas de ingreso a los recintos, en los alrededores se advierte que muchas personas no portan tapabocas y si lo llevan no lo hacen en la forma correcta. Se colocan por debajo de la boca y la nariz.

La medida de distanciamiento físico no se cumple. En las interminables filas las personas no respetan el metro y medio de distancia recomendado para evitar el riesgo de contagio de coronavirus.

Los comerciantes ambulantes e informales tomaron las calles y se advierte alta presencia de menores de edad. No existe control municipal.