Escucha esta nota aquí

El expresidente y candidato por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, dijo en el programa Influyentes, de EL DEBER Radio 103.3 FM, que Evo Morales le dio una lección brutal sobre cómo una persona puede perder el sentido de la realidad, y que por eso, si antes era partidario de una reelección ahora no le interesaría, si llega a la presidencia, hacer ningún cambio en la Constitución Política del Estado (CPE) para promoverla. Además, negó que durante su Gobierno le hubiera dado amnistía al expresidente asilado actualmente en Argentina.

Mesa subrayó que una reforma a la CPE se hace o no se hace. “Si me preguntas sobre la reelección, yo, antes de Evo Morales, era partidario de dos períodos presidenciales de cuatro años sin derecho a volver nunca más a un tercer período, ni nada de nada. Pero Morales nos dio una lección brutal sobre cómo el poder puede hacer que una persona pierda el sentido de la realidad. Por ello en el debate sobre si es pertinente la reelección, no tengo interés en promover la reelección como una cuestión de vida o muerte”.

Se le consultó sobre las críticas en las redes por ser duro con Jeanine Áñez y benévolo con Evo Morales. “Depende qué redes sociales leas o veas. Seamos claros, yo enfrenté a Morales y le gané en el proceso electoral. Fui sometido a una brutal guerra sucia de él con acusaciones de todo tipo. Con Evo Morales no me acerca ni me acercó absolutamente nada en el término de vinculación de carácter político”, expresó.

Agregó que fue él quien le ganó a Morales en el proceso anterior, pero no quiso entrar en el debate sobre quién sacó a Morales del Gobierno, pues “es obvio que fue el pueblo boliviano”, manifestó.

Dijo que los otros candidatos pidieron que  quiten la personería al MAS porque difundió encuestas, pero “yo fui al centro, el autor del fraude es Evo Morales y presenté una acusación en su contra. Fui el único candidato que lo hizo”, manifestó Mesa.

Ante la consulta sobre si se arrepintió de haber concedido a Morales la amnistía por los hechos de Octubre Negro, respondió: “Eso no es verdad, y no le di la amnistía a Evo Morales, ni a Felipe Quispe, ni a nadie". 

Explicó que aprobó un decreto de amnistía que marcaba una diferenciación respecto a la ley del 3 de agosto de 2003, que establecía una penalización adicional a las protestas sociales: cualquier persona que pudiera llevar adelante un juicio contra ambos podía hacerlo, la única consideración de ese decreto tenía que ver con una penalización adicional que vulneraba la Constitución, a través de una ley que a nosotros nos parecía que vulneraba los derechos constitucionales”.