Escucha esta nota aquí

Descarta por completo asumir algún cargo en el Gobierno de Luis Arce. El expresidente Evo Morales afirmó este miércoles que no tendrá ningún tipo de poder en la nueva administración del MAS y destacó que la victoria electoral es un mensaje para que vuelva a Bolivia.

“A Lucho (Luis Arce) acompañaremos como siempre. Lucho es presidente, él tiene que gobernar con su equipo y nuestra obligación es acompañar para una buena gestión (…) Jamás asumiría un cargo en el Gobierno de Arce, me voy a replegar al Trópico de Cochabamba, haré agricultura, piscicultura”, dijo el líder cocalero en entrevista con ‘Opera Mundi’, un programa brasileño.

El exmandatario, que permanece refugiado en Argentina desde diciembre de 2019, sostuvo que “este triunfo también dice ‘Evo vuelve’” y “es el resultado de estas elecciones por eso fue tan importante no claudicar en nuestra ideología, no dudar de nuestros movimientos sociales y especialmente estar unidos”.

Respecto a los hechos registrados en la pasada gestión, Morales dijo que no asumirán represalias, que le corresponde la justicia procesar e identificar a quienes promovieron el “golpe de Estado” tras los comicios de 2019, anulados por irregularidades.

Personalmente, no tengo un carácter vengativo ni rencoroso, inclusive algunos de mis compañeros pueden cuestionarme. Los indígenas desde tiempos de  la colonia, siempre buscamos integración”, dijo, indicando que le corresponde a la justicia y no al Ejecutivo analizar esos temas.

Recalcó que retornará a Bolivia. “No soy ningún delincuente, ningún maleante, los procesos que tengo son de 1989, de sedición, terrorismo, a veces narcotráfico, asesino, pero nunca me han demostrado. Han tratado de montar pruebas, pero no han podido y no van a poder, me voy a defender”, concluyó.

Comentarios