Escucha esta nota aquí

“No identificamos ni vemos fraude”, afirmó este jueves el asesor electoral para Bolivia del sistema de Naciones Unidas, Luis Martínez, en relación a las elecciones generales del 18 de octubre, cuyo cómputo está a punto de concluir.

El pronunciamiento surge en medio de vigilias de algunos activistas que insinúan que existieron irregularidades en los comicios, debido a la holgada victoria que el MAS alcanza frente a sus opositores; más de 54% y solo resta menos de cinco por ciento de actas por verificar.

“Cuando alguien habla de irregularidades o de fraude tiene que ser más específico en qué aspecto, en qué paso del proceso electoral ellos consideran que hubo fraude o que hubo irregularidades”, señaló el personero.

Ayer, a través de un comunicado, el Comité pro Santa Cruz aseguró que "se han logrado recabar elementos probatorios contundentes, que comprometen la integridad e idoneidad de las elecciones nacionales, en las que nuevamente un partido político se ve injustamente beneficiado".

Mientras que en capitales como Cochabamba o Tarija, existen grupos ciudadanos que exigen explicaciones sobre los datos ante los entes electorales departamentales, protagonizando hechos violentos.

"El 2019 sí que hubo muchas irregularidades, si a lo mejor fueron dolosas o a lo mejor no (eso) todavía sigue en curso de investigación, pero al haber tantas irregularidades (por eso incluso) se decidió, por parte de las diferentes autoridades, (realizar) una auditoría", recordó en entrevista con radio Panamericana.

El cómputo está próximo a cerrarse. Solo resta que La Paz, Cochabamba y Santa Cruz concluyan con el levantamiento de datos. Al 95,94 por ciento, el MAS tiene 54,56 por ciento y Comunidad Ciudadana (CC), 29,03 por ciento.

Comentarios