Escucha esta nota aquí

Tres días después de realizado el verificativo electoral, la Misión de Observación de la Organización de Estados Americanos (OEA) emitió su informe preliminar en el que reconocen la independencia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), no detectaron acciones fraudulentas y ven legítimo el triunfo del binomio ganador.


“Hoy Bolivia tiene una autoridad electoral independiente y tuvo una contienda más equitativa, lo que dio como resultado una jornada electoral exitosa en la que no se presentaron acciones fraudulentas. La ciudadanía votó libremente y el resultado ha sido contundente. Esto le brinda un alto nivel de legitimidad al gobierno entrante, a las instituciones bolivianas y al proceso electoral en su conjunto”, señala el primer punto de este informe preliminar.


En reporte preliminar también reconoce la pluralidad de la conformación de los distintos entes electorales del país y recuerdan que esa fue una de las recomendaciones que realizaron hace un año y también afirma que la mayoría de los actores políticos con los que se entrevistaron reconocieron la independencia del trabajo de los vocales.


Asimismo, recuerdan que el trabajo que realizaron fue eminentemente técnico, que estuvo centrado “en la calidad de los procesos y no en los resultados”. Por tanto, avalaron todo el trabajo de los vocales.


31 recomendaciones


Los ejes que la OEA pide tomar en cuenta son: Padrón Electoral, la cadena de custodia, capacitación, la desconcentración de recintos, voto en el exterior, tecnología electoral, las aplicaciones para transmitir el voto en el exterior, participación política de las mujeres, violencia política por razones de género, participación política de pueblos indígenas, financiamiento político, libertad de expresión, acceso a la información pública, y finalmente, justicia electoral.


Cada uno de los ejes tiene entre una y ocho recomendaciones que deben ser tomadas en cuenta para los futuros procesos electorales.