Escucha esta nota aquí

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Bolivia y la entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres) unen fuerzas para apoyar  el ejercicio efectivo de los derechos políticos de las mujeres en el proceso electoral 2020 y 2021. La alianza respalda el trabajo que desarrollan los Tribunales Departamentales Electorales (TED) y el Tribunal Supremo Electoral (TSE), a través de su Unidad de Género.

El acuerdo se firma en el marco del proyecto “Cultura de la paz y fortalecimiento del Órgano Electoral Plurinacional de Bolivia”. Ambas instituciones comprometen cooperación técnica y asesoramiento estratégico al Órgano Electoral Plurinacional (OEP) para la implementación de un proceso electoral transparente, creíble e inclusivo

Bajo este contexto, ONU Mujeres brinda asistencia técnica especializada al OEP para avanzar en el ejercicio efectivo de los derechos políticos de las mujeres en el marco de la Ley 243 contra el Acoso y la Violencia Política y La Ley 026 del Régimen Electoral para garantizar la paridad democrática.

El convenio se extenderá más allá del procesos eleccionarios puesto que implica la atención de los casos de violencia y acoso político antes, durante y después de las elecciones nacionales y subnacionales.

La alianza estratégica entre PNUD y ONU Mujeres  abordará tres áreas específicas orientadas al proceso electoral en curso. Promoción y desarrollo de espacios de diálogo políticos plurales que permitan integrar y visibilizar en la agenda electoral la perspectiva democrática y las propuestas de las mujeres desde un enfoque de género y derechos.

Una segunda área se concentra en el diseño y la implementación de herramientas para una oportuna intervención del OEP en la atención y protección a mujeres candidatas que son víctimas de acoso y violencia política durante la campaña electoral.

Finalmente, la transversalización de enfoque de género, derechos de las mujeres y no violencia en las diferentes fases del proceso electoral.

Las tres áreas de intervención están vinculas al fortalecimiento de la paridad democrática, que implica condiciones igualitarias para la realización efectiva de los derechos políticos. ONU Mujeres y PNUD trabajan de manera conjunta observando situaciones que provoquen discriminación y violencia. Además, incentivan la generación de oportunidades transformadoras de cambio para no dejar a ninguna mujer atrás.

El proyecto cuenta con el apoyo financiero tanto nacional como internacional. Junto al Estado Plurinacional del Bolivia, otras entidades que sustentan el programa son el PNUD, la Embajada de Suecia, la Unión Europea, Canadá y la Embajada Británica. Además, involucrará a otras agencias del Sistema de Naciones Unidas como el Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU), sumando a socios responsables en la implementación, como IDEA Internacional.