Escucha esta nota aquí

El exdiputado y candidato a alcalde de La Paz por Pan-Bol, Amílcar Barral, exigió que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) anule de oficio la candidatura de Álvaro Blondel, de Sol.bo, porque no renunció a su cargo en la comuna paceña tres meses antes de la realización de las elecciones subnacionales, previstas para marzo.

Con datos de la Contraloría General del Estado, Barral indicó a la red Erbol que el candidato inscrito por Sol.bo hasta hace tres días seguía trabajando en la Alcaldía de La Paz, según le informaron los propios funcionarios municipales, indicó.

Al respecto dio lectura al artículo 238 de la Constitución Política del Estado, que determina que no podrán acceder a cargos públicos electivos, quienes ocupen cargos electivos, de designación o de libre nombramiento, que no hayan renunciado a éste al menos tres meses antes al día de la elección.

El candidato de SOL.BO dimitió a su cargo en la Alcaldía hace dos días y, según datos de la Contraloría, la última declaración jurada tiene fecha del 30 de diciembre de 2020. Las subnacionales serán el 7 de marzo, no alcanza a los tres meses.

A última hora del lunes 29 de diciembre surgió un sorpresivo rompimiento. El partido del alcalde de La Paz, Luis Revilla, abandonó con un portazo la alianza que había sellado días antes con bombos y platillos junto a Comunidad Ciudadana (CC) y Unidad Nacional (UN), que postula al exdefensor del pueblo y exrector de la UMSA, Waldo Albarracín, e inscribió a su militante Álvaro Blondel. 

Barral recordó además que el candidato del MAS, Cesar Dockweiler, también debe salir de la competencia electoral porque no residió en La Paz durante los últimos dos años de manera continua, como establece un requisito del TSE para la postulación de candidatos.

Dijo que esperará hasta el lunes una acción del ente electoral, caso contrario, presentará su impugnación contra ambas postulaciones.

Comentarios