Escucha esta nota aquí

La Policía realiza las investigaciones sobre la manipulación del voto en el extranjero, principalmente en Argentina, reveló el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría. Los resultados de esta sospecha la harán conocer cuando concluyan las pericias que se realizan en este momento.


“Se sospecha con indicios que se operó de la misma forma con el voto en el extranjero, especialmente en Argentina, pero todavía eso está en estudio, hay que ser muy responsables para dar un número, hay que respaldarlo técnica y pericialmente como corresponde, cuando la Policía lo tenga se dará a conocer”, dijo la autoridad en referencia a las investigaciones sobre este caso.


El 21 de octubre, cuando se realizaba el recuento de votos en el exterior, en el exhotel Radisson, los delegados de los partidos realizaron las observaciones a las fotografías de las actas que llegaban con borrones, los exvocales que dirigían esta “audiencia pública”, esgrimieron que se trataba de defectos de la foto y no alteración de datos.


Santamaría recordó que el MAS tenía un especial interés en el voto de compatriotas en el vecino país porque representan al menos del 2 % del padrón nacional. Fue ese interés lo que llevó a realizar las pericias sobre los resultados en ese país.


Actualmente, Evo Morales se encuentra como asilado en ese país y dirige la campaña electoral personalmente. Protestó porque el TSE hubiera realizado la inhabilitación de 40 mil votantes, aproximadamente, en el padrón de electores de ese país.


Calificó como una vergüenza todo lo que llegó a descubrir la Policía en estos meses de investigación silenciosa porque se estableció la forma en que se manipuló a personas y notarios, además que se verificaron actas electorales "sobre-escritas" para modificar los resultados y una manipulación informática "que buscaba alterar el resultado para beneficiar al MAS".


Según la autoridad, con todas estas pruebas el masismo no puede seguir con la “mentira del golpe de estado” y aseguró que las autoridades están en condiciones de probar con documentos que hubo el fraude que denunciaron hace un año.


Reiteró que también quedó demostrado plenamente que era el exministro, Juan Ramón Quintana, el operador político en los distintos tribunales electorales departamentales y aseguró que eran los representantes presidenciales en esas entidades los que trabajaban con la exautoridad.