Escucha esta nota aquí

Mira aquí la transmisión:

Los electores en Bolivia son 7.031.294 mientras que los compatriotas que sufragarán en el exterior llegan a 301.631 lo que significa que el Padrón Electoral tiene 7.332.925 ciudadanos habilitados para ir a las urnas en las elecciones del 18 de octubre próximo, así lo informó el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero en conferencia de prensa.


“El mejoramiento de la calidad del Padrón ha sido auténticamente una obra colectiva, fruto de la alianza de los esfuerzos del Tribunal Supremo Electoral con la sociedad. El Padrón refleja nuestra pluralidad y diversidad, nuestra presencia en todos los rincones del país, así como el ánimo participativo de los compatriotas distribuidos en los 30 países donde se contempla el sufragio en el exterior”, dijo el presidente del ente electoral.


Romero explicó tres dimensiones que tomaron en cuenta para conformar el Padrón. La primera es la inclusión de los jóvenes que deben participar por primera vez en una elección y pese a las postergaciones se incluyó a todos. La segunda dimensión la conforman los ciudadanos que cambiaron de domicilio y aquellos que regresaron al país o cambiaron de departamento como consecuencia de la pandemia.


En tercer lugar describió las depuraciones y explicó el registro de los fallecidos, para que sean dado de baja del padrón, “a partir de cruces con la base de datos del Registro Civil, así como del acopio de información provista por autoridades de salud, Senasir, APS, Sedes, cementerios generales, entre otros”.


Luego dijo que se procedió a la inhabilitación de las personas que no votaron de manera consecutiva en los dos últimos procesos electorales. La diferencia es que mientras la depuración es un acto definitivo pues se aplica a los fallecidos, la inhabilitación pudo ser revertida con una simple demanda de los interesados.


Para la autoridad electoral, se alcanzó el propósito que fijó la ley 1266 de 2019, acordada por unanimidad en la Asamblea y que definió las reglas de juego de los comicios de 2020. Admitió que el crecimiento cuantitativo del padrón, con respecto a 2019 es modesto, por el cumplimiento de los tres pasos se respetó.


Los partidos


Recordó que para los comicios de 2019 el padrón ya tenía niveles muy elevados de consistencia y por eso se decidió la apertura de los Laboratorios de Integridad Electoral para que las organizaciones políticas, sociales, regionales, académicas, inclusive ciudadanos sin adscripción institucional, accedieran a la base de datos para realizar todas las pruebas de verificación que estimaran necesarias.


“Además de confirmar la vocación de transparencia del Órgano Electoral, lo importante es que los Laboratorios confirmaron la solidez biométrica que asocia la información singular de cada persona, sus huellas dactilares y la biometría de su rostro, con un dato único. En el padrón, cada persona cuenta con un registro individual exclusivo, fundamento efectivo del principio un ciudadano, un voto”, dijo Romero.