Escucha esta nota aquí

Salvador Romero, presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) dijo que respetan las decisiones judiciales que benefician a los exvocales involucrados en el caso de fraude electoral en 2019, mientras que Idelfonso Mamani se apresta a abandonar la cárcel de San Pedro.

La máxima autoridad de esa instancia, consultado sobre las detenciones domiciliarias para cuatro exautoridades electorales, se limitó a indicar que son “respetuosos del ámbito de competencia de la justicia”.

El viernes, a más tardar, Mamani abandonaría el penal paceño, tras once meses de encierro, convirtiéndose así en el cuarto exvocal que recibe medidas sustitutivas. Lo mismo pasó con Antonio Costas, María Eugenia Choque y Lidia Iriarte.

El Tribunal Supremo Electoral siempre será respetuoso de la independencia y la autonomía de los otros poderes del Estado y de las decisiones que se adopten”, acotó Romero, consultado sobre una eventual apelación a la decisión judicial.

El TSE es parte querellante del proceso, tras identificar, supuestamente, a los presuntos responsables de las irregularidades en los comicios generales de 2019, que depararon un periodo de convulsión social en el país.

Más de 30 miembros del Órgano Electoral se encuentran investigados en este caso, entre ellos los exvocales del TSE María Eugenia Choque, Idelfonso Mamani, Antonio Costas, Lidia Iriarte, Lucy Cruz y Édgar Gonzales. Solo los últimos dos permanecen recluidos en centros penitenciarios.