Escucha esta nota aquí

Alberto Javier Morales deja el cargo de Procurador General del Estado, tras que la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) notificara a la presidenta Jeanine Áñez sobre la resolución que la mayoría del MAS aprobó para objetar su designación.

La autoridad, que en las últimas horas lanzó varias revelaciones sobre el candidato del “instrumento político”, Luis Arce, por movimientos económicos millonarios, y respecto al fraude en las elecciones de 2019, informó que cesará en sus funciones.

“Hoy recién notificaron a la presidente (de la objeción), pero con la notificación considero que debo cumplir con la Constitución y he cesado en el cargo”, afirmó este jueves el hasta ahora titular de esa instancia.

La mayoría de los diputados y senadores del MAS aprobó el miércoles, alterando su orden del día y de forma imprevista, una resolución de objeción a la designación de Morales, argumentando que como abogado ofició recursos contra el Estado en los últimos cinco años.

Sin embargo, el Procurador calificó de "irracional, baladí y atemporal" ese argumento, porque la última actuación procesal suya fue el 1 de septiembre de 2015 en una acción de amparo constitucional, y su nombramiento es del 17 de septiembre de 2020, por tanto, el supuesto impedimento legal está fuera de tiempo.

Es un acto de abuso de poder de los dos tercios de la Asamblea Legislativa que, con solo levantar la mano, toman decisiones ilegales e inconstitucionales”, agregó el procurador Morales en entrevista con radio Fides, mientras que el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, dijo que el MAS impugnó a esa autoridad por no someterse a sus decisiones.