Escucha esta nota aquí

La Senadora de Unidad Demócrata (UD) Carmen Eva Gonzales presentó una denuncia formal ante la Fiscalía de La Paz, en contra de todos los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), por haber suspendido “de manera abrupta” la publicación de datos preliminares del Sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre) y que implicó gastos del Tesoro General de la Nación (TGN).

Según la demanda, los denunciados son: Salvador Romero, presidente del TSE; Óscar Hassenteufel, Francisco Vargas, María Angélica Ruiz, Rosario Baptista, Nancy Gutiérrez y Daniel Atahuichi.

La demanda concluye que, los vocales del TSE han cometido, con su accionar, voluntario y deliberado, los delitos de incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica.

La suspensión

El sábado 17 de octubre, un día antes de las elecciones Generales 2020, el presidente del TSE anunció que, con el aval de los organismos internacionales y por unanimidad de la Sala Plena, se decidió suspender el Direpre, para no generar incertidumbre en la población y confirmó que solo entregará los resultados oficiales.

“El TSE ha efectuado, en el transcurso de las últimas semanas, las pruebas del Direpre. Queremos informar al país que los resultados no nos permiten tener la seguridad de la difusión de los datos”, dijo Romero en ese momento.

Gastos públicos

En su demanda, la senadora Gonzales señala también que, el TSE realizó una intensa campaña para garantizar la provisión de datos preliminares “cuyo objetivo es mantener a la población informada con prontitud y transparencia” en contenidos multimedia en diversos medios de comunicación y redes sociales.

“Todo aquello ha implicado gastos de dinero público, que han sido inservibles e inútiles, porque, con una evidente mala fe, el sábado 17 de octubre por la noche”, se suspendió el sistema.

Expuso una lista de los contratos que realizó el TSE para hacer funcionar dicho sistema. En total, habría habido un gasto de Bs. 776.321, lo que para la senadora, se constituye un perjuicio económico al TGN.


Comentarios