Escucha esta nota aquí

La sesión de la Cámara de Senadores en la sede social de la zona 25 de Julio, Distrito 8 (Senkata) en El Alto, terminó con agresiones a legisladores de oposición y gasificación por parte de la Policía Boliviana, para evitar mayores desmanes.

El acto fue convocado por la presidenta de esa instancia, Eva Copa, que participó primero de una misa en conmemoración a las personas fallecidas durante el conflicto electoral.

La sesión apenas duró menos de una hora, debido a que, en los alrededores del espacio, vecinos gritaban “asesinos” a los representantes de la oposición, rechazando su presencia en ese sector de la urbe.

Los incidentes:


Pese al resguardo de los efectivos del orden, se registraron altercados durante la salida de Óscar Ortiz y otros integrantes de la bancada de Unidad Demócrata (UD), quienes tuvieron que correr hacia los motorizados.

El senador atribuyó a grupos radicales los hechos. "Nos han agredido con huevos, con piedras, han agredido a todos los senadores, a los policías que nos estaban protegiendo y esto lo rechazamos", lamentó.

Las personas lanzaron objetos contundentes contra los asambleístas, por lo que los policías tuvieron que hacer uso de agentes químicos para evitar mayores hechos de violencia.


El senador Omar Aguilar, del MAS, informó que ante lo sucedido se determinó suspender la sesión de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) que debía realizarse mañana en El Alto y que tenía la finalidad de interpelar a ministros sobre las muertes en Senkata tras la salida de un convoy de combustible durante el conflicto electora.

Imágenes de los hechos:

Mientras que para esta tarde está previsto que la presidenta Jeanine Áñez participe de la sesión de honor del Concejo Municipal, aunque la propia alcaldesa, Soledad Chapetón, dijo que existe confirmación verbal, pero aún no oficial, sobre la asistencia de la mandataria.

El presidente de la Asamblea de Derechos Humanos de El Alto, David Inca, acusó a la Policía de exceder sus acciones porque lanzaron gases incluso a una escuela que está en este barrio.

Los vecinos afirmaron que las personas que vivieron a provocar no eran de la zona, porque ellos habían acordado intervenir en la sesión con tres reclamos, la interpelación a los ministros de Gobierno y de Defensa; plantear un juicio de responsabilidades contra Jeanine Añez y la atención a las víctimas. Inca dijo que, con los desmanes, los perjudicados fueron las familias y por eso creen que hubo provocación de otro lado.

Comentarios