Escucha esta nota aquí

La Gobernación de Santa Cruz ha sido parte de las diversas transformaciones que han ocurrido no solo en el departamento, sino que lograron contagiar al resto del país. Ahora, la población cruceña deberá elegir al nuevo gobernador que será el sucesor de Rubén Costas, quien durante 15 años de gestión tuvo sus luces y sombras en la administración departamental.

De los siete candidatos, tres ya cuentan con experiencia política, mientras que el resto recién iniciará su carrera en este campo, pero con un nombre ya ganado por diversas circunstancias.

Los candidatos

De los postulantes que llegan a la carrera electoral con un bagaje de conocimientos de administración pública son Mario Cronenbold (MAS), Luis Felipe Dorado (SOL) y Germaín Caballero (Unidos).

Cronenbold fue alcalde de Warnes, Dorado fue diputado y Caballero es el actual alcalde de San José de Chiquitos.

En el caso de Luis Fernando Camacho (Creemos), su figura surgió durante la lucha de los 21 días de paro en 2019 que terminó con la renuncia del entonces presidente Evo Morales, acusado de fraude electoral. El candidato estaba al frente del Comité pro Santa Cruz.

Además, también fue candidato para las elecciones generales de octubre de 2020, donde se ubicó en el tercer lugar, pero consiguió un apoyo mayoritario en la votación del departamento cruceño.

Por su parte, Chi Hyun Chung (Asip) también viene de la carrera de 2020 y en las frustradas de 2019, cuando postuló a la Presidencia.

Braulio Espinoza (MNR) es docente, pero fue dirigente sindical y universitario por varios años.

De Víctor Ferrada Omonte (FPV) se sabe poco, ya que fue designado como candidato a última hora, luego de la renuncia de Roger ‘Chiqui’ Martínez.

La novedad

Esta elección, específicamente la de la Gobernación, será distinta, ya que por primera vez el departamento elegirá a su vicegobernador, cargo que viene unido en la papeleta electoral a la de gobernador.

La elección de esta nueva autoridad se rige en marco a los estatutos autonómicos y la misma se repite en Tarija y Pando.

Entre los seis candidatos (FPV no presenta), hay dos mujeres que disputan el cargo, Sylvia Monasterio (SOL) y Yacqueline Camacho (Asip). Los demás son Gerardo Rosado (MNR), Pedro García (MAS), Nino Gandarilla (Unidos) y Mario Aguilera (Creemos).

Los votantes

El padrón del departamento está conformado por 1.914.621 personas habilitadas para votar en esta elección, de los cuales el 56,71% (1.085.876) se encuentran en la capital cruceña.

Con respecto a las elecciones de octubre de 2020 tuvo un crecimiento del 1,47% al registrarse 28.235 nuevos habilitados.


Los programas

Un común denominador en los planes de Gobierno de los candidatos estuvo enfocado en el debate de la profundización de la autonomía, el pacto fiscal, pero también el deseo de avanzar en el federalismo del departamento.

En cuanto a la recuperación de proyectos que generen un impulso económico a la región, se volvieron a colar en las promesas el proyecto Rositas, Mutún, Puerto Busch y la consolidación de la hidrovía.

Las políticas en salud también formaron parte de los mensajes que los candidatos lanzaron durante dos meses a la población, como un anzuelo para captar simpatizantes cuando el departamento enfrentaba el segundo embate de la pandemia por coronavirus.

Más tranquila

La campaña a la Gobernación no fue tan accidentada como la de la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra.

No existieron denuncias de inhabilitación entre los candidatos, pero sí hubo demandas relacionadas a faltas electorales con sanciones que no pusieron en juego la continuidad de los postulantes.

Luis Fernando Camacho, durante esta etapa, fue citado por la Policía boliviana por un proceso interno que se le sigue a un coronel de las fuerzas del orden. Durante el anuncio de esta medida, un grupo de simpatizantes realizó un cerco a la casa del candidato a fin de demostrar su apoyo y evitar cualquier contingencia. Finalmente, la citación fue anulada.

Comentarios