Escucha esta nota aquí

Por Mauricio Quiroz Terán

Los dos candidatos con mayores posibilidades de saltar a la silla edil de La Paz, Iván Arias, de la alianza Somos Pueblo, y César Dockweiler, del Movimiento Al Socialismo (MAS), pasaron a la ofensiva en la recta final de sus campañas proselitistas. El fin de semana intercambiaron dardos en medio de advertencias de impugnaciones e intensos preparativos para cuidar el voto.

Arias, que fue ministro de Obras Públicas del gobierno transitorio de Jeanine Áñez, recorrió el fin de semana las villas paceñas y barrios periurbanos que fueron afectados por deslizamientos, rezó en el santuario del Señor de la Sentencia y en la iglesia de Villa Copacabana. Al final llamó a sus seguidores a no votar cruzado y reveló que existe una demanda de inhabilitación en su contra que puede dejarlo fuera de carrera.

“No sirve el voto wistu (torcido en quechua), el voto chueco; hay que votar arriba alcalde y abajo concejal por el bien común. Cuidado estén votando voto cruzado (...). La juventud movilizada, un movimiento movilizado; eso va a hacer respetar nuestro derecho a participar. Estemos atentos; hay que estar atentos a cualquier argucia del Órgano Electoral”, afirmó Arias durante un improvisado mitin al que acudieron los ciudadanos que fungirán como delegados políticos en cada una de las mesas de votación.

Mítines

Pero mientras Arias caminaba por la ciudad, Dockweiler se subió a micros y vehículos del transporte público para presentar sus planes.

El sábado estuvo en el atrio de la basílica menor de San Francisco, en el centro histórico de La Paz, donde se reunió con sus seguidores y luego se reunió con dirigentes vecinales en campo ferial Chuquiago Marka, una infraestructura del Ministerio de Economía.

Poco antes, en una entrevista con radio Panamericana, el exgerente de Mi Teleférico, se declaró “perseguido político” por actores políticos y mediáticos. Al menos, esa fue la respuesta de Dockweiller ante el dictamen que asumió el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) y que señala que los candidatos que no hayan tenido residencia permanente en Bolivia, durante dos años antes de los comicios, deberían acreditar su condición de refugiado político para no quedar fuera. “Se tiene el objetivo de lograr una inhabilitación para que no pueda participar políticamente en cualquier contienda”, apostilló el candidato.

“Dockweiler declaró que estuvo fuera del país por vacaciones, razón por la cual está inhabilitado”, sentenció al respecto el abogado constitucionalista Williams Bascopé. El TSE aún no se ha pronunciado sobre ese recurso del TCP.

Ahora bien, el temor de otras anulaciones cobró mayor notoriedad tras la inhabilitación de Manfred Reyes Villa, el candidato que presentaba mayores opciones de ganar la Alcaldía de Cochabamba.

En La Paz, Arias afirmó que existe un recurso en su contra por un supuesto comentario, fuera de plazo, sobre resultados de una encuesta. Pierre Chaín, candidato a concejal de La Paz por el MAS, afirmó que es una acción interpuesta por la agrupación ciudadana Soberanía y Libertad (Sol.Bo) del actual alcalde Luis Revilla. “Esto no lo ha hecho el MAS (...). Si la ley tiene que aplicarse para don Iván Arias, se tiene que aplicar”, declaró Chaín a El DEBER.

A esa polémica le siguió un primer dardo. Dockweiler culpó a Arias de su salida del país. “Él ha sido una de las personas que ha estado a la cabeza de la persecución política a mi persona (...). Eso dicen los informes de la Defensoría del Pueblo que hizo una investigación”, afirmó.

Iván Arias no hizo ningún comentario sobre esa acusación, pero pidió a sus delegados políticos cuidar el voto. “Vamos a proteger y agarrar las ánforas”, afirmó uno de ellos durante el mitin que se produjo el sábado por la noche en Villa Copacabana.

La postura tiene que ver con un registro de audio que circula desde la pasada semana. En el mensaje, al que accedió EL DEBER, se escucha la voz de un varón que pide a los delegados políticos del MAS “hacer anular bajo cualquier pretexto” las mesas de sufragio donde gane Iván Arias. “Hay que estar a primera hora, hay que controlar todo el día. Y tenemos que estar todos a las cinco de la tarde (la hora del cierre de mesas) para apoyar a nuestros delegados, para mostrar equipo, para mostrar fuerza”, afirmó Arias.

En tanto, Pierre Chaín puso en duda la autenticidad de ese audio y aseguró que se trata de “un show montado por el mismo Arias”. No obstante, afirmó que “se debe investigar la autenticidad del registro, “porque se trata de un delito”.

 

Aprestos

La tensión preelectoral ya se había hecho notar desde el viernes, cuando simpatizantes del MAS agredieron al candidato a la Alcaldía paceña por PAN-Bol, Amílcar Barral, cuando abandonaba un debate organizado por Amigos de La Paz. “No les gustó a los masistas que les dígamos sus verdades a su candidato y como siempre recurren a la violencia”, posteó el aspirante a la silla edil.

Después de esos incidentes, la actividad proselitista del MAS no coincidió con ninguna otra fuerza política. El domingo, por ejemplo, la caminata que protagonizó Dockweiller atravesó toda la ciudad en horas de la mañana. En tanto, la caravana de vehículos y motos de Arias se realizó al ocaso.

El presidente del TSE, Salvador Romero, exhortó —en una entrevista publicada el domingo por EL DEBER— que los candidatos cierren sus campañas en un ambiente de tranquilidad y les pidió acreditar delegados políticos en cada una de las mesas habilitadas en todo el territorio nacional.

Comentarios