Escucha esta nota aquí

Desde las 6:00 de la mañana se observaban largas filas en las puertas del Servicio de Registro Cívico, (Sereci) de Tarija para tramitar el certificado de impedimento de votación.

A media mañana, las puertas del Sereci permanecían cerradas mientras crecían las filas de personas que aguardaban atención. Desde la institución se argumentó que la falta de personal retrasó la apertura de las oficinas y la consiguiente demora en la tramitación de los certificados de impedimento.

Junto a esta situación, también se constató el retraso en la apertura de algunas mesas electorales, lo que provocó el malestar de los ciudadanos.