Escucha esta nota aquí

El ‘pacto de unidad’ anunciado el miércoles con bombos y platillos entre el Movimiento Al Socialismo (MAS) y legisladores indígenas que formarán parte de la Asamblea Legislativa Departamental, puede quedar truncado a medio camino.

Ayer se conoció que hay dos curules que están bajo observación con demandas de sectores de estos dos pueblos: guaraní y chiquitano. 

Además, este 23 de abril se realizará la elección bajo  normas y procedimientos propios del asambleísta ayoreo, por lo que las cinco representaciones indígenas aún no están completamente aseguradas.

Curul chiquitano

Hasta ayer, la asambleísta electa por el pueblo chiquitano, Aida Melgar, no había recibido su credencial como autoridad legislativa departamental por el Tribunal Electoral.

Se conoce que aún es aguardado el informe de supervisión elaborado por el Servicio Intercultural de Fortalecimiento Democrático (Sifde) del TED.

Carlos Cuasace, primer gran cacique de la Organización Indígena Chiquitana (OICH) explicó que se presentó la demanda porque, según él, la elección realizada el 24 de marzo en San Javier, fue ilegal.

“Ahí no hubo participación de las centrales verdaderas que tienen la representación legítima. Fueron autoridades de algunas comunidades, pero no son representantes de todas las centrales. En San Javier se presentó una comunidad campesina que nada tiene que ver con el pueblo indígena”, cuestionó Cuasace.

El primer gran cacique señaló que el acuerdo realizado por Melgar con el MAS no es válido, ya que ella debió tener su credencial, además que tampoco hizo la consulta a la asamblea indígena chiquitana en la que deben estar las 12 centrales que conforman la OICH.

Curul guaraní

En el caso del asambleísta indígena guaraní, Ramiro Valle, si bien el TED cruceño le entregó su credencial el 31 de marzo, el 5 de abril, 9 de los 12 capitanes de este pueblo presentaron una impugnación a la elección, acreditación y entrega de credenciales a Valle.

De acuerdo al documento al que tuvo acceso EL DEBER, Valle no cumplió con ninguno de los requisitos exigidos en el reglamento del pueblo guaraní. Este caso ha sido remitido al TSE y se espera que sea recibido por Secretaría de Cámara.

Comentarios