Escucha esta nota aquí

La interacción que va a tener el votante en la mesa electoral será más rápida, como la que puede tener, por ejemplo, cuando realiza un trámite bancario”, afirmó este martes el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero.

La autoridad ratificó que se extremarán acciones para evitar la aglomeración de personas durante el sufragio, explicando que la población acudirá a su mesa de votación con su cédula de identidad y se resguardará la distancia social si existen filas.

Antes se había anunciado que existirán más recintos para esa jornada, para dosificar la cantidad de participantes del proceso. También se ultiman otros protocolos de bioseguridad para las otras actividades contempladas en el calendario electoral.

A mediados de julio se retomarán las labores de organización del proceso, entre ellas el sorteo y capacitación de jurados, que, se anticipa, se realizará con grupos reducidos de personas y también con medidas de cuidado sanitario, para evitar contagios.

El domingo la presidenta Jeanine Áñez promulgó la ley que fija para el 6 de septiembre los comicios generales en el país, proceso que tendrá lugar en medio de la pandemia del Covid-19, y, según el Gobierno, ante los picos más altos de infectados.