Escucha esta nota aquí

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) solicitó este viernes que se pueda diferenciar bien lo que son observadores de organismos internacionales e invitados de los candidatos o partidos políticos, para evitar confusiones respecto a las labores que cumplirán esas comitivas durante los comicios generales en el país.

Salvador Romero, titular de esa instancia, manifestó que existen tres categorías entorno a los extranjeros que arriban a territorio nacional para hacer seguimiento a las elecciones: observadores, acompañantes e invitados.

Son cuatro las misiones internacionales que supervisarán el sufragio (Uniore, OEA, UE y el Centro Carter), mientras que, desde algunos de los partidos, como el MAS, se extendió invitaciones a la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Coppal) y el Parlasur, entre otros.

Desde el Gobierno nacional se advirtió que no se permitirá que extranjeros lleguen a agitar o generar hechos de violencia durante la jornada de votación, anticipando que se los expulsará del país o se los encerrará.

“Hay que distinguir entre observadores electorales e invitados, cuya presencia es legítima, las organizaciones políticas tienen derecho a ser acompañadas, pero es importante que se diferencien ambas categorías”, manifestó Romero.

La autoridad del TSE también garantizó que se agilizará el cómputo oficial de los votos para tener un resultado en un plazo breve. La ley dispone que el ente electoral tiene hasta siete días después de los comicios para dar la información consolidada.

“Hasta una semana para dar los resultados oficiales, pero nuestro compromiso es cerrar el cómputo en el menor plazo posible. Se trabaja para concluir el cómputo oficial en los plazos más breves posibles, ese es el compromiso del Tribunal Supremo Electoral”, acotó el presidente, ratificando que desde las 18:00 el mecanismo de Difusión Preliminar de Resultados (Direpre) comenzará a lanzar información.