Escucha esta nota aquí

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) pidió informes sobre lo sucedido en San José de Chiquitos, donde se destruyeron 52 ánforas, así como en Pailón, donde se quemaron 39 ánforas y en Colpa Bélgica, 21 ánforas. Sucedió lo mismo en San Ramón, pero no se verificó el número de ánforas incendiadas. Asimismo, el Órgano Electoral pidió informe a Pando, en este departamento del oriente boliviano también se produjo la quema de ánforas en la unidad educativa Sena.


“El Tribunal Supremo Electoral va a impulsar, junto con los tribunales electorales departamentales las acciones legales que correspondan frente a hechos que bajo ninguna circunstancia debieran producirse. En una elección la destrucción de material electoral es un hecho grave”, dijo el presidente del máximo tribunal electoral del país.


El domingo se conoció que, en cinco municipios de los departamentos de Santa Cruz y Pando se produjeron hechos vandálicos, que llevaron a anular las elecciones subnacionales y a alistar las demandas penales contra los responsables de esos sucesos.


El director nacional de la Felcc, Coronel, Alberto Aguilar, detalló que hay una causa abierta porque en la localidad de San Ramón no solo hubo quema de ánforas sino agresión a los efectivos policiales y militares a quienes les arrebataron sus armas.


Por ese hecho ya existe una denuncia de la propia Policía contra los autores y esta institución espera que las autoridades del Tribunal Electoral Departamental (TED) Santa Cruz se sume a esta querella.


La acusación contra los que resulten responsables es por robo agravado, asociación delictuosa y lesiones graves. Mientras que para la quema de las ánforas en otros municipios las acusaciones son: delitos electorales y supresión o destrucción de ánforas.


El coronel Aguilar explicó que la Policía ya tiene en sus manos los videos que se publicaron en las redes sociales. A esto se suma, la grabación de las agresiones que realizaron los agentes policiales en sus dispositivos en las que se puede identificar a los agresores, quienes ya están en la mira.


La misión de observación de la Unión de Organismos Electorales de América (Uniore) calificó como un hecho aislado estos ataques y dijo que serán las autoridades nacionales las que realicen las investigaciones y sancionar a los responsables.


Comentarios