Escucha esta nota aquí

Jorge Tuto Quiroga, expresidente y candidato de ‘Libre 21’, intervino esta jornada en las sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), que analiza, desde el lunes, la opinión consultiva sobre si la reelección presidencial indefinida es un derecho humano.

El opositor a Evo Morales enfatizó los antecedentes registrados en Bolivia, que provocaron un “drama traumático” por el fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), que permitió al binomio del MAS buscar un cuarto mandato consecutivo, que fue truncado por un fraude en las elecciones de octubre de 2019.

La Convención debe proteger a los ciudadanos de los abusos de un tirano, no ser instrumentalizada por un tirano contra el mandato de sus ciudadanos (…) Para salvar nuestras democracias pido que dictamine que la reelección presidencial indefinida no es un derecho humano, eternizarse en el poder no está amparado por la Convención y ser tirano no es un derecho humano”, sostuvo el exmandatario.

Quiroga rememoró cómo el referendo del 21 de febrero de 2016 dijo ‘No’ a la modificación de la Carta Magna que especifica la posibilidad de una sola reelección continua y contó cómo, mediante un fallo judicial de 2017, el líder cocalero quedó nuevamente habilitado para ser candidato.

En Bolivia sabemos que un presidente perpetuo pisotea derechos humanos y amordaza a la prensa; captura instituciones y criminaliza a la oposición; monta fraudes y se hunde en la corrupción; así se apaga la libertad y muere la democracia”, argumentó el político.

Consideró que “aquel que viola su Constitución para aferrarse al poder, después está dispuesto a todo para no perderlo” y recordó cómo el propio Morales dijo, antes del referendo, que, si el pueblo le decía ‘No’ a sus aspiraciones de quedarse en el poder, se iría “callado” sin hacer un “golpe de Estado”.

“La mayor amenaza para la democracia continental es la reelección presidencial indefinida, porque el populismo efímero daña, pero el continuismo eterno aniquila. El autoritarismo pasajero es malo, pero el despotismo permanente es autocracia (…) A pesar que el pueblo dijo ‘No’, Morales no se fue en silencio y perpetró un golpe fraudulento”, remarcó.

Se espera que en las próximas semanas ese organismo internacional emita una conclusión respecto a la consulta, mientras que, en el país, el Gobierno ya anticipó un juicio de responsabilidades contra los magistrados que avalaron la nueva repostulación de Morales.