Escucha esta nota aquí

La Unión Europea (UE) no considera necesaria la realización de una auditoría a las elecciones generales ni tampoco al padrón electoral, según su misión de observación que este jueves entregó su informe final.

La principal conclusión de la delegación es que la votación del 18 de octubre fue un proceso “creíble” que “reflejó la voluntad del pueblo boliviano”, elevando algunas recomendaciones para que se puedan aplicar en futuros procesos de sufragio.

“Vimos que el TSE en el desempeño de su trabajo actuó con imparcialidad, eficiencia y un alto profesionalismo. Hemos notado que ha habido protestas de algunos sectores, pidiendo una auditoría, al padrón y al proceso, según nuestro análisis, no vemos que ninguno de esos procedimientos sea necesario”, dijo el representante de la comitiva, Alexander Gray.

Dicha instancia, dentro de su ampuloso informe, contempla 18 recomendaciones, entre las cuáles está realizar un esfuerzo mayor para garantizar un monitoreo adecuado a los medios de comunicación tradicionales y redes sociales, para identificar vulneraciones a las reglas de campaña política.

La conferencia de prensa:


“Recomendamos que el Tribunal Supremo Electoral implemente el mecanismo de resultados preliminares, entendemos que en esta ocasión hubo problemas técnicos mayores, pero sí para el futuro creemos que es necesario implementar este sistema de resultados preliminares”, explicó el delegado de la UE.

Destacó, finalmente, que existió una colaboración “muy estrecha” que permitió el acercamiento a partidos, actores sociales y a otros protagonistas de la elección, enfatizando que la labor del TSE fue “imparcial, eficiente y de alto profesionalismo”.