Escucha esta nota aquí

El Tribunal Supremo de Justicia complica la habilitación del candidato a la alcaldía de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, luego de que ayer emitió una resolución en la que declara infundado un recurso que pretendía liberar al postulante de un proceso coactivo fiscal. Eso podría impedir que el postulante siga en carrera La decisión final estará en manos del Tribunal Supremo Electoral.

El vocero de la alianza Súmate, Mauricio Muñoz, señaló a EL DEBER, que acababa de enterarse. "Nos sorprende el Tribunal Supremo de Justicia, que en días hace lo que demora años, y sin respetar la observación del Tribunal Constitucional sobre una interpretación indebida de la ley. Revisamos la situación y responderemos en el marco de la ley. Esto demuestra de manera clara que existe injerencia del Gobierno sobre el Poder Judicial y que manipulan nuevamente sentencias, jueces y juzgados".

Una sala del TSJ declaró infundado un recurso de casación (la última instancia de apelación) que interpuso Manfred Reyes Villa contra un proceso coactivo fiscal en su contra. Si el Tribunal Supremo Electoral toma esa decisión como una sentencia ejecutoriada, la ley le impide postular y será inhabilitado.

Este jueves, la sala notificó con esa decisión a Reyes Villa y a la Contraloría General del Estado, con un auto supremo. Reyes Villa tenía una deuda con la Gobernación de Cochabamba, y un pliego de cargo ejecutoriado ante un Juzgado Coactivo Fiscal.

Muñoz señaló que al ser un auto supremo no es una sentencia ejecutoriada, "puede ser objeto de apelación. Existen amparos constitucionales que podemos realizar. Es una sentencia jalada de los pelos, forzada políticamente, para sacar de las elecciones a Manfred a toda costa. De hecho, en vez de ganar en cancha, el MAS busca hacerlo en mesa, porque su candidato no pasa del 10% de preferencia electoral".

En este proceso, la juez segundo administrativo, coactivo fiscal y tributario de Cochabamba, emitió una sentencia el 12 de agosto de 2010, declarando probada la demanda.

Determinó dos cosas: mantuvo la calidad de deudores del Estado y la responsabilidad civil solidaria en contra de Reyes Villa, la empresa Promisa S.A., por la pérdida de activos y bienes del Estado por “negligencia, irresponsabilidad de los empleados y funcionarios a cuyo cargo se encontraban”, mientras que la empresa fue sancionada por incumplimiento de contratos administrativos de ejecución de obras, servicios públicos, suministros, concesiones y otros. Por ello mantuvo el cargo original de más de Bs 1.000.000, equivalente a alrededor de $us 144.000.

También mantuvo la calidad de deudores del Estado y la consiguiente responsabilidad civil solidaria de Reyes Villa por la apropiación y disposición de bienes patrimoniales del Estado, manteniendo el cargo de Bs 2,3 millones, más de $us 288.000.

El 14 de enero de este año, la Sala Social y administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, confirmó “en parte” la sentencia, liberó a Manfred de la responsabilidad civil ante la existencia de la cancelación del monto adeudado actualizado, más intereses.

Sin embargo, mantuvo el cargo por la adquisición de seis vagonetas al margen del POA 2006 del Sedcam, y mantuvo el monto de daño económico causado al Estado de Bs 2,3 millones, más de $us 288.000 dólares. Esa resolución motivó el recurso de casación en la forma y en el fondo. Esta es la última instancia de apelación vigente en la ley, pero este jueves fue declarada infundada por el TSJ, por lo que es como una sentencia ejecutoriada.

El vocero de la agrupación que postula a Reyes Villa manifestó que el TSJ puede tardar hasta un año en sacar un auto supremo, y lo hizo en días, "Es claro que hay mano azul, esta vez vamos a dar batalla, incluso junto al pueblo".

Comentarios