Escucha esta nota aquí

La Unión Europea valoró el trabajo de Salvador Romero en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en la administración de los comicios generales de noviembre de 2020 y el proceso subnacional del 7 de marzo.

“Salvador Romero deja el Tribunal Supremo Electoral luego de un largo camino recorrido y tras haber dirigido comicios libres y transparentes en el momento más delicado de la historia reciente de Bolivia”, señala el comunicado divulgado por la Unión Europea.

La entidad internacional, que respaldó el proceso de pacificación y concertación nacional tras la crisis política de 2019, agradeció a la autoridad saliente “por haber permitido un trabajo conjunto en apoyo a la democracia y a los bolivianos”.

Romero anunció el miércoles su decisión de dejar el cargo y este jueves presentó una carta de renuncia al cargo dirigida al presidente Luis Arce, quien tiene la prerrogativa constitucional de elegir un vocal en el Órgano Electoral.

Entre tanto, los seis vocales que son parte de la sala plena del TSE conocieron este jueves la renuncia de Romero y se preparan para nombrar al nuevo presidente del Tribunal.

Salvador Romero fue nombrado por la presidenta transitoria Jeanine Áñez el 25 de noviembre de 2020, con la misión de llevar adelante las elecciones que habían sido anuladas por el propio expresidente Evo Morales el 10 de noviembre de ese año.

Morales renunció a la presidencia en medio de fuertes protestas sociales que cuestionaron los resultados de las elecciones generales de 2019.

El exmandatario junto a su exministro Juan Ramón Quintana expresaron una postura crítica respecto al papel de la Unión Europea en esa crisis política. Incluso responsabilizaron a varios países europeos por financiar acciones contra la estabilidad de su gobierno.

El bloque europeo aún no se ha manifestado por esas declaraciones.

Comentarios