Escucha esta nota aquí

​El primer día del paro escalonado cruceño, Juan Martín Delgado, presidente de la Unión Juvenil Cruceñista, pasó por los micrófonos de Influyentes en EL DEBER Radio para explicar su posición frente a la medida adoptada por el Comité pro Santa Cruz. Asegura que no está de acuerdo con el paro, porque siente que la sociedad necesita trabajar, pero que de todas maneras apoya las decisiones del Comité pro Santa Cruz. ​
-¿Cómo ve el paro escalonado que comenzó hoy?
Nunca estuvimos de acuerdo con un paro de 24, 48 horas ni indefinido. Sabemos que no es sostenible en la sociedad actual, por eso es que las medidas que tomamos nosotros eran las del cabildo (Toma de instituciones, desconocer los resultados de las elecciones, pedir una auditoria del proceso). Siempre les digo a los chicos que en distintas actividades, como Comité Cívico o como Unión Juvenil Cruceñista estamos peleando lo mismo, que todo suma y tenemos que sumar en esta lucha.

-¿Son parte de la movilización?
Nosotros respaldamos y apoyamos al Comité, prueba de ello es que se llamó a las filiales de provincia, que son 55, y son 33 las que están en los puntos de bloqueo. Vamos a apoyar y buscar toda acción ciudadana.

-¿Los jóvenes están desobedeciendo las decisiones del comité?
No tenemos que desobedecer nada porque somos instituciones distintas. Yo soy presidente de la Unión y hay un presidente del Comité Cívico. Salimos a las calles mostrando que queríamos acciones, porque el año pasado bloqueando pudimos sacarlo a Evo Morales. Necesitábamos movernos, no es lo mismo decir “siéntense y esperen a que salga el amparo” (el presidente cívico Rómulo Calvo presentó una acción de libertad para exigir que se suspenda la posesión de Arce). No hubo lineamiento (de parte del Comité). Y si así lo hubiera, igual no tendríamos por qué estar de acuerdo.

-Sin embargo, que la Unión y el Comité no estén de acuerdo es una situación nueva.
Es totalmente nueva, vemos que la coyuntura nos está diciendo que las cosas están yendo mal y necesitamos accionar de alguna manera. El año pasado nos decían a los jóvenes “ustedes son los líderes de este movimiento”, y ahora nos dicen “ustedes no son nada”. Los chicos de la Unión están en las calles, están tomando el protagonismo, que la historia les diga lo que hagan. Si el Comité y la Unión no siguen los lineamientos que la gente en las calles les está pidiendo, ahí veamos quién está en lo correcto y quién no.

-¿La diferencia de criterio entre el Comité y la Unión es el que el comité va por la vía legal, institucional y la unión prefiere la calle?
Rómulo Calvo le tiró 40 días en Sucre y no pudo sacar a un fiscal, ¿qué te hace pensar que ahora porque caiga del cielo las bendiciones va a poder sacar un amparo constitucional para que anulen las elecciones?. Hay que ser realista y tener dos dedos de frente para saber dónde hay que apostar. Si apuesto a una justicia que está podrida estoy haciendo un pantalleo o lo estoy haciendo algo para que el día de mañana diga “yo hice esto y no salió.” Tenemos que jugarnos todo.
 
-¿No confía en que Rómulo sea el líder que necesita el comité?
No es por liderazgo, es porque tratan de asfixiar a los jóvenes que quieren salir, que quieren mostrarse. Estamos viendo como si se le escapara un poco del poder, lo primero que hacen es tratar de emborrachar la perdiz, es una típica actitud masista.

-Hay gente muy opositora que no está de acuerdo con las movilizaciones, que cree que es momento de aceptar la derrota electoral.
Hay pruebas, están las pruebas, las presentó el doctor Rómulo con el comité, yo con la UJC y Chiqui Martínez en el cabildo. Las pruebas están. Hay algo que hay que decirle a los jóvenes y a todo el mundo, es mejor perder, pero peleando que el día de mañana nos toque mirar a nuestros hijos y decirle vivís en la pobreza, no tenés para comer.

-¿No era mejor dar la pelea en las urnas, con un frente único que pudiera ganarle al MAS?
Nada te garantiza nada. Quizás los actores políticos de ese momento pensaron que no era lo correcto, no era lo seguro. En lo personal pienso que esas decisiones ya pasaron y no podemos cambiarla. Buscar culpables es poner más cortinas de humo. Ya estamos montados en el toro, tenemos que seguir. Ahora la toca a la ciudadanía. Los políticos cuando la vean verde se van a ir de acá. Tienen la plata para irse a donde quieran a vivir y vivir como reyes. Nosotros no. Nosotros tenemos que quedarnos a lidiar con el MAS y toda su corrupción que van a volver a meter.

-Hay personas que dicen que la Unión Juvenil es el brazo político de Creemos y lo que hay en santa cruz hay una pugna entre Creemos y Demócratas.
Es un criterio personal. Yo puedo decir un montón de cosas también de instituciones, pero no va al caso. No estamos trabajando con Luis Fernando Camacho ni con Creemos, no estamos cerca de ningún partido político. Creo que tienen que saber que la juventud tiene la capacidad de actuar sola sin alguien atrás que los esté dirigiendo y ahí está de prueba las veces que nos hemos equivocado, por la inexperiencia pero no por la cobardía. Somos inexpertos, pero no cobardes.

-¿Han descartado el pedido de golpe militar?
No, considero que es la única salida a este problema al que nos han metido los políticos.

-¿Y eso es democrático?
Qué es más democrático, que te hagan un fraude por segunda vez en un solo año o pedir ayuda a las personas que, según la Constitución, tienen que defender al país, la soberanía, la estabilidad del gobierno y del Estado.

-¿Por qué ninguna institución denunció fraude? La Iglesia y los organismos internacionales dicen que fueron elecciones limpias.
Creo que porque no hubo el movimiento suficiente para pedir la ayuda en el momento necesario. Estamos hablando que en el año pasado, cuatro meses antes de las elecciones ya se estaban mandando cartas a la OEA, a la Unión Europea y ahora no. Ahora estamos viendo que seis días después de las elecciones presentan un amparo constitucional diciendo que hubo fraude. Las acciones que se tomaron, gran culpa es por lo tarde que se reaccionó.

-¿No corrió a la gente el llamado a los militares? Hay mucha gente que está contra el MAS, pero no está de acuerdo con un gobierno militar.
Nosotros estamos actuando lo mejor que se puede, fue un sí brutal de la gente en el cabildo. Fue un sí total (al gobierno militar). Las acciones que estamos tomando son para que tengamos un resultado decente en las calles.

-¿Qué pasará después del paro cívico del viernes?
Nosotros vamos a seguir con nuestras medidas pacíficas y hemos reaccionado ante la falta de acción de las instituciones. Si hubiéramos intentado hace mucho, hubiéramos hecho lo mismo que se hizo el año pasado, hubiéramos contactado con distintos órganos internacionales para que puedan venir a hacer la fiscalización. 

De hecho, me parece raro, el secretario de la OEA estuvo en su momento de parte de Evo Morales, pero no le quedó otra que decir que hubo fraude al ver tanta gente en las calles. Ahora, como no hay gente en las calles, como todo mundo estaba confiado, porque todo mundo creyó que iba a ganar Carlos Mesa o Luis Fernando Camacho, pero no el MAS, los organismos internacionales han dicho que no hay fraude. A mí me hace pensar que la OEA está maquinando y trabajando del lado del Movimiento Al Socialismo.