Escucha esta nota aquí

La publicación de resultados preliminares fue una de las recomendaciones que realizó la Unión de Organismos Electorales de América (Uniore) al Tribunal Supremo Electoral (TSE) y este mecanismo de difusión de resultados debería plasmarse la siguiente elección.


“Desde la Uniore creemos que es una buena práctica el que se vaya avanzando contar con un mecanismo que brinde información oportuna y rápida que venga de la propia autoridad electoral, es una de las recomendaciones que se debe trabajar de cara al siguiente proceso electoral”, dijo la representante de Uniore, Pamela San Martín que fue Consejera Electoral del Instituto Nacional Electoral (INE México).


El TSE se resistió a aplicar la Difusión de Resultados Preliminares (Direpre) desde los comicios del 18 de octubre de 2020. En ese entonces el sistema fue suspendido la noche previa a la realización de las elecciones y para estos comicios subnacionales, la medida fue descarta desde el principio.


El Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) exigió en diversas oportunidades que el ente electoral aplique el Direpre en estos comicios y los activistas que trabajaron con los datos en octubre de 2019, también pidieron que se implemente este sistema. La última semana del proceso electoral, un candidato en Cochabamba se declaró en huelga de hambre y exigía el Direpre, que al final nunca fue implementado.


Para las autoridades del TSE este sistema no tiene validez legal, por tanto, es innecesaria su aplicación. Las irregularidades en el Direpre permitieron que en 2019 se denuncie un “gigantesco fraude”, aunque los que descubrieron estas supuestas irregularidades no fueron convocadas por la justicia.


La experta destacó, sin embargo, la transparencia, la vigilancia y la apertura que existe en los distintos procesos de escrutinio y cómputo de los votos que aplicó el ente electoral y los tribunales electorales departamentales en este recuento.


San Martín detalló que la misión llegó el 5 de marzo a Bolivia y se puso en contacto con expertos electorales del país. Destacó la amplia participación ciudadana en condiciones difíciles y más aun de las personas de la tercera edad cuya participación era opcional, pero ayer (domingo) se vio una gran parte de estas personas asistiendo a los recintos electorales.


En ese marco, dijo que el TSE debería trabajar en facilitar el derecho a elegir en las mejores condiciones posibles y que todos los recintos solo utilicen la planta baja para recibir a los electores. De ese modo se tendría que eliminar los cursos que están en pisos superiores en todos los establecimientos.


El presidente del TSE, cree que la participación de la ciudadanía podría llegar al 85 % y que constituye una satisfacción porque el porcentaje de participación en unas elecciones subnacionales siempre son menores a las de una elección general.


Comentarios