Escucha esta nota aquí

La Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) considera que existe un clima tenso y polarizado en Bolivia de cara a las elecciones generales del domingo. Insta a que los candidatos estén dispuestos a aceptar la derrota para no convulsionar el país.

La instancia internacional es una de las cuatro misiones de observación que acompañará el proceso. Son nueve integrantes de la comitiva desplegados por diferentes recintos electorales, quienes emitirán un informe conclusivo el lunes.

“El clima me parece que para todos los bolivianos está muy polarizado, muy tenso. Creemos que ha habido unos discursos de odio, de violencia, que, desde cualquier instancia deben ser rechazados, porque esas no son las vías democráticas, de diálogo y de discusión, para que sean los bolivianos los que decidan quiénes los van a gobernar”, dijo Pamela Santamarín, quien preside la delegación.

Señaló que es necesario que desde los partidos exista una “aceptabilidad de la derrota” y que se dejen de lado los llamados a confrontación. “Habrá un resultado que derive del voto, por eso es importante el papel que juega el ente electoral, no son ellos los que deciden el resultado, pero ponen las garantías para que esto se desarrolle de forma clara y transparente”, acotó.