Escucha esta nota aquí

Édgar Villegas, el ingeniero que aportó con datos para detectar el fraude el año pasado, presentó esta mañana la iniciativa “Cuido Mi Voto”, para control ciudadano masivo el día de las elecciones. Aclaró que no será un conteo rápido, pero sí un mecanismo para reducir la posibilidad de fraude.

“El año pasado fuimos víctimas de un fraude descomunal. Esperemos que esto no se repita, pero no podemos confiarnos, como ciudadanos debemos tener un rol activo”, dijo Villegas al referirse al objetivo de la iniciativa. Manifestó que el fraude del año pasado no sólo ocurrió en el TSE, sino en los recintos con suplantación de actas, cambios de firma y otros.

La iniciativa tiene tres componentes: una guía para el ciudadano, que explicará en un manual cuáles son los temas que cada persona debe observar al ir a votar. Luego, la aplicación móvil, en la que cada persona podrá hacer el control en su mesa de votación, y el almacenamiento de información, y la creación de una base de datos.

La aplicación estará disponible para Iphone y Android, aparecerá un mapa al ingresar. Aparecerá la lista de las mesas, el ciudadano seleccionará la suya y subirá el conteo de votos. Luego sacará una foto del acta y enviará las fotos.

Villegas anotó que cada usuario podrá reportar no sólo de su mesa, sino otras. Habrá una pantalla donde se pueda reportar eventuales incidentes a través de un formulario, en el que podrá escribir y detallar lo sucedido. Hasta ahí el aporte del ciudadano.

Explicó que con esa información ingresará también “información basura”. Todo se lo almacenará en un servidor temporal, y habrá encargados de filtrar la información. Luego, las plataformas ciudadanas también enviarán información que será incluida. Luego los operadores B serán los correctores. Con eso, pretende tener una base limpia.

Con esta base de datos, los datos del TSE será un parámetro de comparación. Tendrán una copia de esas bases de datos, y la información debiera coincidir. “No es nuestro objetivo hacer un conteo rápido. La cobertura depende de la ubicación de los ciudadanos y en el área rural será muy baja”. El objetivo es tener un mecanismo de control.

Otra iniciativa será evaluar la calidad de la transcripción de la información en el TSE. “Por ejemplo, el año pasado en una mesa habían 50 votos para el MAS, y al transcribir aparecía otro valor mayor. Queremos ayudar a que esto no suceda. Tenemos la base de datos de los conteos del órgano Electoral, transcribiremos las actas y la compararemos con la del TSE.

El plan es realizar análisis similares al año pasado, “esperamos no encontrar irregularidades. Esto reducirá las posibilidades de fraude, porque mientras más iniciativas de este tipo se generen, lograremos más control y ayudaremos a la transparencia de las elecciones”.

Esta iniciativa contará con un “plan B” que no se revelará, en caso de que hackers intenten ingresar y bloquear. La aplicación estará disponible un par de días antes de las elecciones.