Escucha esta nota aquí

Complicado fue para Wilstermann el cierre del partido ante Atlético Paranaense. A los 87 minutos perdió a Serginho, que fue expulsado por doble amonestación y de yapa a los 90’ se dio el gol de Walter, que aseguró el triunfo brasileño en este reinicio de la Copa Libertadores.

Gran remontada de la visita, que dos veces estuvo abajo en el marcador. El equipo aviador sintió el trajín en la recta final, aunque durante el partido demostró fragilidad defensiva.

El gol del triunfo brasileño se gestó desde la zona donde Juan Pablo Aponte concedió muchas licencias a los atacantes de Paranaense. Un centro de Jonathan permitió que Walter reciba al borde del área y defina ante la sorpresa de Pipo Jiménez que solo atinó a mirar cómo ingresaba la pelota a su arco.

Triste final para Wilstermann, que gran parte del encuentro mostró aplomo y actitud para sacar adelante un difícil reto y después de seis meses sin competencia. Paranaense cumplió con el trámite. Desparramó oficio y sobre todo gran despliegue físico.