Escucha esta nota aquí

Un día después de haber renunciado a la dirección técnica de Wilstermann, Mauricio Soria explicó los motivos que lo llevaron a tomar esa decisión que fue aceptada por la directiva del club que preside Gróver Vargas.

Con espíritu autocrítico, Soria admitió su inconformidad por el lugar que ocupa Wilstermann en el torneo de la División Profesional, algo que en su criterio no  calza con la historia del club ni con los equipos que ha dirigido. Agradeció a los jugadores que tuvo a su cargo en el aviador por su entrega y a la dirigencia por el apoyo consecuente que recibió. Indicó que un entrenador tiene que saber el momento en que tiene que dar un paso al costado. Consideró que había llegado dicho momento después de la derrota a manos de Independiente (5-4) el domingo por la noche en Sucre.

“El principal problema es que como el equipo se está reconstruyendo, nos pasó factura no encontrar el onceno ideal, además la baja de jugadores importantes afectaron su rendimiento”, justificó. Finalmente dijo que se marcha frustrado por no haber podido conducir a Wilstermann por el camino del éxito.

Comentarios