Escucha esta nota aquí

Grover Vargas, presidente de Wilstermann, informó este lunes que el paro de jugadores del plantel aviador se levantó ante la promesa de que el pago de sueldos y premios atrasados lo recibirán una vez la Conmebol desembolse al club el 1.050.000 dólares por la clasificación a octavos de final de la Copa Libertadores.

Vargas explicó que los jugadores entendieron que en estos momentos Wilstermann no cuenta con los suficientes recursos para cancelar lo que les adeuda, cuya cifra sobrepasa el medio millón de dólares.

“Por su propia voluntad han levantado el paro. Tienen que entender que el club les cumplió siempre. En ocho meses no hemos generado ingreso alguno porque el campeonato se paralizó y por ahora estamos a la espera que la Conmebol nos desembolse lo que el equipo ganó por pasar de fase en la Copa Libertadores. Lo importante es que superamos este complicado momento y el equipo volverá a entrenar este martes”, dijo el directivo.

Entre tanto, los jugadores hicieron conocer también este lunes un comunicado público en la que anuncian que el martes vuelven a los entrenamientos y aclaran que lo hacen sin respuesta alguna de la dirigencia a sus reclamos y porque necesitan trabajar para el partido del 25 de noviembre ante Libertad en Paraguay, por octavos de final de la Copa Libertadores.

“Hemos resuelto de forma unilateral levantar el paro que estábamos llevando adelante. Esta medida de fuerza mayor era un instrumento de presión para poder cobrar lo que nos pertenece. Lamentablemente no hemos recibido respuesta alguna de parte del directorio del club. Nos vemos perjudicados en todos los aspectos, personal, deportivo, económico, etc.”, señala parte del comunicado.