Escucha esta nota aquí

Wilstermann y Bolívar volverán a entrar en acción este martes y miércoles, respectivamente, en la última fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores. El primero se juega la clasificación a los octavos de final, mientras que el segundo su pase a la Sudamericana, segundo torneo de clubes más importante de Conmebol.

Los dos equipos ganaron sus partidos amistosos que disputaron la semana pasada frente a Atlético Palmaflor y Oriente Petrolero.

El rojo de Cochabamba se medirá a Colo Colo de Chile, en el estadio Monumental de Santiago (20:30 hb). Se encuentra en el segundo lugar del Grupo C, con siete puntos. El líder es Atlético Paranaense, que ya está clasificado, con diez unidades. El tercer y cuarto lugar es ocupado por Peñarol y el 'Cacique', ambos con seis unidades.

El conjunto de Cristian Díaz está obligado a ganar para avanzar a la siguiente fase y embolsillarse $us 1.050.000, sumados a los $us 3.000.000 que obtuvo por llegar a esta instancia de la competencia. Su partido no será nada sencillo porque, más allá de las habituales dificultades, su rival de turno tiene exactamente las mismas aspiraciones. Además, en el banquillo estará el mundialista argentino, naturalizado boliviano, Gustavo Quinteros.

“Para nosotros es una final, ojalá tengamos un buen martes y le demos una alegría a la gente. Somos optimistas, en Brasil hicimos un buen partido y no nos vamos a conformar con eso, vamos a ir por más”, expresó el volante rojo Esteban Orfano este sábado, en conferencia de prensa virtual.

Los celestes van por menos

La academia paceña recibirá a Guaraní de Paraguay, desde las 20:30, en el Hernando Siles. Tiene que ganar para no depender del resultado que se dé en el otro partido, Palmeiras - Tigre, y clasificarse a la Sudamericana como el mejor tercero de su serie. Si lo logra, puede recibir $us 350.000.

En el otro campeonato internacional, esperan 22 equipos y se sumarán los 8 terceros de los grupos de la Libertadores y los dos ‘mejores perdedores’.