Escucha esta nota aquí

“No queremos que esto se dilate más, Betzabé (Ibáñez) está muy afectada sicológicamente”, dijo a DIEZ el abogado de la quiromasajista de Wilstermann, Jaime Trigo Orellana, poco antes de acercarse al club para llegar a un acuerdo sobre el pago de los beneficios sociales de su cliente, que decidió dar un paso al costado tras acusar al DT Mauricio Soria por discriminación.

“Ella ha decido no volver al club. Hoy día me voy a dirigir a las oficinas del club Wilstermann para llegar a un acuerdo sobre sus beneficios. De acuerdo a eso, vamos a ver cómo actuar”, agregó.

Hasta el momento, Ibáñez no ha iniciado ninguna acción legal en contra del club ni de Soria. Según el abogado, su defendida espera que le cumplan con su liquidación que le corresponde por ley y recibir las disculpas de Soria. 

El martes, Trigo había denunciado a Los Tiempos que Soria no quería a Ibañez en su equipo de trabajo porque no se siente a gusto trabajando con mujeres.

El polémico entrenador le dijo a Deporte Total que su único pedido al club fue la reubicación de un par de profesionales, porque a mayor cantidad de personas, aumenta el riesgo de contagio del coronavirus.

“No es como dicen, que es por tratarse de una mujer que hicimos eso. Son versiones de gente que quiere hacer daño a nuestro trabajo y eso no lo vamos a permitir. Tengo a mi mamá que está viva, tengo mi esposa, mi hija, tengo hermanas, tengo nietas, estoy contento de compartir con las mujeres”, dijo el técnico. 

Trigo aseguró que no opinará al respecto, ya que Soria tiene derecho a declarar lo que vea conveniente. “Si se llega a un proceso, se determinará si mi cliente está afectada por alguna agresión verbal”, concluyó.

Comentarios