Escucha esta nota aquí

El ritmo de los futbolistas jugará un papel importante en la reanudación de una Copa Libertadores atípica por la cuarentena, con países que ya están compitiendo en sus torneos internos y otros, como en Bolivia, donde aún no hay fecha para la reanudación del fútbol. Wilstermann y Bolívar se enfrentarán cabalmente a rivales brasileños, Atlético Paranaense y Palmeiras, respectivamente, que llevan ventaja de entre 15 y 16 partidos oficiales disputados contra ninguno de los nacionales, que han tratado de realizar prácticas intensas para contrarrestar en algo la falta de competencia.

El primero que entrará al ruedo es el aviador, cuyo partido por el Grupo C a jugarse mañana, desde las 18:15, será uno de los dos primeros en la reanudación de la Copa. Un día después, por la serie B, la academia paceña recibirá a Palmeiras (20:30). Ambos enfrentamientos se jugarán sin público, una situación a la que deberán acostumbrarse los jugadores hasta fin de año o un poco más.

Serán los primeros encuentros oficiales de fútbol en el país luego de un parón por el Covid-19 que ya lleva seis meses de duración. Precisamente, Bolívar y Wilstermann se enfrentaron el 14 de marzo (1-1), por la fecha 12 del Apertura, que fue el último encuentro oficial de ambos. Luego se decretó la cuarentena que paralizó el torneo, que aún no tiene fecha de reinicio. Tampoco está definido si se continuará disputando el Apertura hasta completar las 26 fechas o se jugará otro campeonato para distribuir los premios internacionales para 2021 (cuatro Libertadores y cuatro Sudamericana).

Ni Wilster ni Bolívar han logrado jugar partidos amistosos, y el fútbol que vienen haciendo se reduce a enfrentamientos entre los equipos A y B. Había la posibilidad de que los dos se enfrenten entre sí, pero el técnico Claudio Vivas desistió de la iniciativa para no arriesgar a los jugadores a las lesiones.

De los dos, el primero que volvió a las prácticas fue la academia paceña, el 31 de julio, con algunos problemas de positivos con Covid-19 al inicio. Luego, el 4 de agosto fue el turno del rojo, que también tuvo contagiados. Ambos tuvieron que realizar algunas inversiones en bioseguridad, presupuestos que se acercan a los $us 100.000.

El ritmo ha sido uno de los temas al que se han referido en los últimos días los jugadores de Wilster, entre ellos el volante argentino Christian Chávez : “ No hay que pensar mucho en el ritmo, estos partidos hay que jugarlos con el corazón. Sabemos que los encuentros entre los equipos A y B no se parecen a los oficiales, ni siquiera un amistoso es igual”.

Brasil, en plena competencia

Mientras que en Bolivia el fútbol sigue en cuarentena para evitar la propagación del Covid-19 y continúan las conversaciones entre la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y el gobierno en busca de fijar una fecha para la reanudación, en Brasil sus torneos están en plena competencia, razón por la cual los equipos que visitarán a los bolivianos llegarán con varios partidos disputados en el Brasilerao y en los torneos estaduales.

Atlético Paranaense suma seis partidos desde que se reinició el 19 de julio el campeonato estadual Paranaense, que terminó ganando. A ello se agregan los 10 encuentros que lleva jugados en el torneo nacional, en el que se ubica en la posición 17. En total son 1.440 minutos de fútbol que acumula, contra ni siquiera un minuto de su rival.

El otro contrincante, Palmeiras, comenzó a competir el 22 de julio en el torneo Paulista, que acabó ganando y del que disputó seis enfrentamientos. A estos encuentros se suman los nueve del Brasilerao, en el que marcha cuarto. El Verdao llegará a la Copa con 1.350 minutos de fútbol, que son una enorme ventaja pues su rival de turno, Bolívar, no suma ni un partido oficial.

Wilstermann, en las dos fechas del grupo C de la Libertadores, que se jugaron hasta marzo de este año, logró un triunfo en dos fechas, que lo coloca líder por diferencia de goles, pues los otros integrantes de la serie suman también una victoria: Paranaense, Peñarol y Colo Colo. En el grupo B, Bolívar es tercero con dos unidades las mismas que acumula el segundo, Guaraní. El Verdao es líder con dos triunfos y último está Tigre, sin puntos.

El cruceño Luis Haquin, el único de los refuerzos que va de entrada en el ‘11’ de la academia paceña

La presencia en el onceno titular del cruceño Luis Haquin es la gran novedad del técnico de Bolívar Claudio Vivas, que apuesta a darle más seguridad a su zona central de la defensa, donde el jugador hará dupla con Adrián Jusino. Ambos fueron titulares en la selección boliviana que participó en la Copa América de Brasil 2019.

Vivas decidió darle la confianza a Haquin, que en los entrenamientos de la academia paceña demostró estar totalmente recuperado de la rotura del ligamento de la rodilla derecha que sufrió a finales de junio de 2019 en un amistoso de su equipo, Puebla, de México, cuando tras su buen rendimiento en la Copa América se esperaba que sea un fijo en el onceno.

Luego de la lesión, la cuarentena impidió que vuelva a agarrar ritmo de competencia en el Puebla, el equipo en el que estuvo las últimas dos temporadas. El 1 de junio de este año el jugador se convirtió en refuerzo de Bolívar, donde apunta a volver al nivel que lo llevó a ser traspasado de Oriente Petrolero al Puebla, en diciembre de 2018. Allí tuvo de compañeros de equipo al volante boliviano, Alejandro Chumacero.

Los otros refuerzos de Bolívar, que podrían debutar durante el encuentro por la Libertadores ante Palmeiras, son el volante Juan Cataldi (Argentina), de Gimnasia y Esgrima; y los extremos Álvaro Rey (España), del Mirandés, y Anderson Cruz (Angola), del Fuenlabrada. Estos dos últimos equipos son del fútbol español. Rey es el que tiene más opciones de jugar.

Posible onceno: Javier Rojas; Diego Bejarano, Luis Haquin, Jorge Enrique Flores; Fidencio Ovideo, Erwin Saavedra, Cristhian Machado; Juan Carlos Arce, Marcos Riquelme y Víctor Ábrego

El ‘Pato’ Rodríguez convenció a Díaz y se ganó un lugar para ingresar de entrada en el aviador

Las últimas sesiones de fútbol que dispuso el técnico de Wilstermann, Cristian Díaz, repitió el mismo onceno, dejando en claro que ya tiene a los elegidos para recibir mañana a Atlético Paranaense, en el reinicio de la Libertadores. La novedad entre los titulares es el ingreso del delantero argentino Patricio ‘Pato’ Rodríguez (30 años), de amplía experiencia y que estuvo, entre otros equipos, en Santos, de Brasil, y en Independiente y Estudiantes de La Plata, de su país.

El atacante irá por derecha, mientras que Serginho hará el mismo trabajo por la izquierda, dejando como centrodelantero a Gilbert Álvarez. La intención es que los extremos estén en constante movimiento para desestabilizar a una defensa rival, que deberá sentir la presión local con centros letales para aprovechar la estatura de su goleador, Álvarez, de 1,83 metros.

El aviador realizó varias prácticas en el estadio Félix Capriles, en donde una de exigencias de Díaz fue el movimiento rápido del balón y los ingresos por las bandas, en especial de Esteban Orfano, el volante argentino que jugará de lateral derecho para aprovechar su vocación ofensiva.

Los otros refuerzos que deberán esperar su oportunidad son el arquero argentino Luis Ojeda y el atacante colombiano Humberto Osorio, que fue el último en incorporarse a la concentración cerrada del aviador. El jugador recién llegó a Cochabamba el 4 de septiembre, y por ello aún debe entrenar bastante para estar a tono con sus compañeros.

Posible onceno titular: Arnaldo Giménez; Esteban Orfano, Edwars Zenteno, Ismael Benegas, Juan Pablo Aponte; Carlos Antonio Melgar, Leonel Justiniano, Cristian Chávez, Patricio Rodríguez, Serginho y Álvarez.