Escucha esta nota aquí

Wilstermann recuperó la memoria. El cuadro aviador derrotó este martes a Bolívar por 2-0. Merecido triunfo porque se mostró más firme que la academia paceña. Con esta victoria, el cuadro cochabambino genera una mayor expectación entre los que equipos que luchan por el título del torneo Apertura, ya que se quedó con tres puntos valiosos que su rival de turno necesitaba para mantenerse en la punta y esperar la última fecha con mejor panorama.

Los rojos volvieron al triunfo después de dos fechas malas, en las que solo había conseguido dos empates en la llajta (ante Municipal Vinto y Oriente Petrolero). Estos resultados lo alejaron prácticamente de su aspiración de ganar el torneo, por lo que ahora solo tienen chance de bregar por el cuarto cupo a la Copa Libertadores y si no fuera así tendrá como consuelo un cupo a la Copa Sudamericana.

El partido ante los celestes paceños fue intenso por lo que había en juego. Se puso a favor del cuadro aviador a los 6 minutos mediante el autogol del defensor Roberto Domínguez tras un remate de Esteban Orfano.

Descuido defensivo de la academia, cuya zaga estuvo conformada por Luis Gutiérrez y Domínguez. Nueva dupla que utilizó Ignacio González en defensa, pero en una línea de cuatro donde los laterales, Diego Bejarano y Roberto Fernández, no tuvieron la proyección de otros partidos.

El español optó por poblar el medio con dos volantes de marca, Fidencio Oviedo y Cristhian Marchado, para que Erwin Saavedra y Juan Carlos Arce se encarguen del desequilibrio o en todo caso sean los nexos para que Marcos Riquelme e Imanol Cárdenas tengan mayor espacio en ofensiva.

No fue fácil la tarea de Bolívar, que muy poco gravitó en ataque. Riquelme, el goleador del equipo, estuvo bien marcado por Sebastián Reyes e Ismael Benegas, por lo que fueron escasas las arremetidas del ariete argentino.

La lucha fue sin tregua en un duelo en que ambos representativos se dedicaron más a la tenencia del balón como una manera de evitar que el rival pueda recuperarla y originar zozobra.

Con este resultado transitorio se fueron ambos equipos al descanso. Para encarar la segunda etapa, el DT de Bolívar reforzó el ataque con el ingreso de Leonardo Vaca, Hernán Rodríguez y Víctor Ábrego. En cambio, Cristian Díaz metió a Carlos Melgar y Jaime Arrascaita para seguir con el control de la pelota.

Al estratega de Wilstermann le dieron más resultados los cambios, ya que a los 80 minutos apareció Gilbert Álvarez para aumentar el marcador tras un centro de Serginho. 

Fue el gol de la tranquilidad para el cuadro cochabambino y el que ocasionó bronca en el lado paceño, especialmente de Riquelme que se fue expulsado dos minutos después, al igual que Serginho, por la pelea que protagonizaron y que fue causa del bochorno que se originó casi al cierre del encuentro.

Los partidos que se vienen

Fecha 26: Jueves 31 de diciembre

Santa Cruz: Royal Pari vs Wilstermann (15:00)

La Paz: Bolívar vs Oriente Petrolero (15:00)



Comentarios