Escucha esta nota aquí

Preocupación en Wilstermann. Los futbolistas del equipo aviador anunciaron un paro indefinido, hasta que la dirigencia del club les pague el premio por la clasificación a la Copa Libertadores 2020. La primera medida de presión será no presentarse al amistoso que estaba acordado con Blooming este sábado, lo que determinó su suspensión.

“Estamos preocupados e intranquilos. No nos dicen qué pasa. Solo queremos que nos paguen el premio por habernos clasificado a esta Copa Libertadores. Si lo hacen, volveremos a entrenar”, explicó un futbolista que prefirió mantener su nombre en reserva.

El club aviador había acordado un amistoso frente a Blooming este sábado, como parte de su preparación antes de medirse a Colo Colo de Chile en Santiago, en la última fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores. El encuentro quedó sin efecto porque el protocolo de Conmebol no lo permitía, sin embargo, este jueves se confirmó el motivo real de su suspensión.

“Tenemos posibilidades de clasificarnos a octavos de final y no nos parece justo que los dirigentes no se preocupen por cumplirnos. No sabemos qué pasa realmente”, agregó el mismo jugador. El plantel cumplirá este viernes un último entrenamiento y volverá a trabajar cuando los directivos den una respuesta a la demanda, que incluye el pago de los sueldos de agosto y septiembre.

Wilstermann es segundo en la tabla del grupo C, con siete puntos y debe visitar a Colo Colo el 20 de este mes. En esa jornada se definirá si avanza a los octavos de final, ya que su rival de turno y Peñarol –que se mide al clasificado Atlético Paranaense- tienen seis unidades.

Wilstermann logró un premio de 3.000.000 de dólares por llegar a estas instancias del torneo internacional. Hasta agosto, el club solo había recibido un 50% de este monto, aproximadamente. “Todo este tiempo no hemos tenido ningún ingreso, estos fondos irán destinados al aspecto logístico y salarial, además de todos los gastos de bioseguridad que se están haciendo”, explicó hace poco el vicepresidente del club, Renán Quiroga, a Los Tiempos. 

DIEZ intentó comunicarse con los directivos del club, pero las llamadas y los mensajes no fueron contestados.