Escucha esta nota aquí

Debía ganar para ponerse en carrera en el grupo C de la Libertadores, luego de la derrota de local ante Paranaense. Wilstermann cumplió con el objetivo venciendo por 3-1 a Peñarol, de Uruguay, gracias a una gran actuación de Patricio Rodríguez, que anotó dos goles, justificando de sobremanera su contratación. El otro tanto lo hizo Antonio Melgar, de penal.

De esa manera, el aviador quedó ubicado segundo con 6 puntos, los mismos que Colo Colo, que es tercero por diferencia de goles. Cuarto es Peñarol. El líder es Atlético Paranaense, con 9 unidades. 

Comenzó mal Wilsterman, muy nervioso y cediendo el control del balón a Peñarol. Que gozó de entrada con situaciones de goles. La primera de ellas la aprovechó marcando el 0-1 a los 3 minutos. David Terans cobró un tiro libre medido para que el central, Fabricio Formiliano, sin marca alguna, meta la cabeza y anote.

El partido se inclinaba en fútbol y en el resultado para el visitante. Pero un penal convertido a Didí Torrico, que reemplazaba al expulsado Serginho, emparejó el enfrentamiento. Antonio Melgar se colocó al frente del balón, y a los 11’ descolocó al portero Kevin Dawson.

El encuentro siguió siendo dominado por Peñarol, pero sin ser certero en la definición, con un Terans movedizo, que ingresaba cuando se lo proponía por izquierda. Encima, en el aviador se lesionó Sebastián Reyes, que estaba cubriendo ese sector, y en su lugar ingresó Óscar Vaca.

A los 29’ y a los 33’, Agustín Álvarez Martínez y Facundo Torres exigieron a Arnaldo Giménez, que respondió con solvencia. En la contra, ‘Pochi’ Chávez remató apenas desviado. Cuando mejor jugaba el visitante, Wilster dio un golpe certero, a los 45’, con un gol de cabeza de Patricio Rodríguez, dejando el marcador 2-1. El centro perfecto fue de Chávez. Buen cierre del primer tiempo.

No bajo el ritmo del aviador

El equipo de Cristian Díaz entró concentrado en el segundo tiempo, decidido a liquidar a su rival, que se fue quedando con el paso de los minutos. Así, ‘Patito’ Rodríguez, que es uno de los refuerzos de Wilster y que este jueves fue la figura, aprovechó un rebote de la defensa visitante para pegarle cruzado y vencer al portero Dawson, a los 53’. La jugada la generó Esteban Orfano, el volante convertido en lateral derecho.

A los 68’, Matías Britos mandó el balón apenas desviado, y a los 84’, Alejandro Meleán estuvo cerca del cuarto gol local. El encuentro terminó con un Peñarol rendido por el cansancio y con un Wilstermann sin muchos sobresaltos y que debe buscar su clasificación para los octavos de final de visitante, primero es este martes ante Paranaense, y luego será Colo Colo, el 20 de octubre.

Sigue los detalles aquí: