Escucha esta nota aquí

De ayunar, ayunamos cada día, desde que nos vamos a dormir hasta que tomamos el “desayuno” que, como el mismo nombre lo dice, significa romper el ayuno. La dieta del ayuno intermitente consiste en alargar los periodos en los que no se ingieren alimentos para así poder bajar de peso con mayor facilidad.

El nutricionista boliviano Alejandro Valverde, especialista en nutrición deportiva, aprueba este régimen y explica más sobre él y lo que se debe hacer para que funcione. Hay dos formas de hacer estos ayunos, el diario y el semanal, pero nos centraremos en el primero, ya que es de los más usados y del que mayor evidencia científica existe.

TIPOS DE AYUNO

12 horas: Este es de los más sencillos, se trata de escoger un periodo de ayuno de 12 horas y cumplir con él todos los días, la ventaja es que gran parte de ese
periodo lo pasarás durmiendo así que prácticamente ni lo sentirás.
Un ejemplo de esto podría ser hacer tu última comida a las 22:00 y no comer nada hasta las 10:00.
16 horas: Ayunar 16 horas al día, dejando una ventana de alimentación de ocho horas, también se conoce como el método 16:8. Solo tienes que dividir tu día en dos franjas: una de 8 horas en la que comes y otra de 16 horas en la que ayunas. Por ejemplo, si haces la primera comida a las 12:00, puedes comer hasta las 20:00.
24 horas: Consiste básicamente en ayunar uno o dos días a la semana; es decir que, durante este tiempo se deja de consumir alimentos por 24 horas seguidas.
Muchas personas ayunan de desayuno a desayuno o de almuerzo a almuerzo.
Las personas que siguen este plan pueden tomar agua, té y otras bebidas sin calorías durante el periodo de ayuno.

Valverde recalca la importancia de adaptar este tipo de alimentación a nuestro estilo de vida, pues solo así se podrá crear adherencia (acostumbrarte a ella), para sostener éste o cualquier otro régimen a largo plazo y no desistir a medio camino.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuántas comidas se pueden hacer durante el día?​Suelen ser dos o tres comidas principales y, a veces, un pequeño snack a media tarde si resulta muy difícil controlar el hambre.

¿Qué puede romper el ayuno y qué no?
Los conocedores del tema aconsejan consumir solamente agua, café, infusiones o té sin azúcar durante las horas que dure el ayuno.
Si se siente demasiada hambre también se puede masticar chicle sin azúcar.

¿Qué alimentos están permitidos en las horas dispuestas para comer?
El ayuno no sirve de nada si durante las horas en las que se puede comer no se alimenta bien. Lo ideal es seguir las pautas del método del “plato del buen comer”, en el que la mitad de recipiente son verduras y hortalizas; un cuarto de carne, pescado o legumbres; y el otro cuarto de papas, pan, arroz o pasta.

¿Quiénes no pueden hacer esta dieta?
Personas con hipoglucemia reactiva y con problemas estomacales (úlceras, gastritis, colitis, colon irritable) porque no ingerir alimentos por un tiempo prolongado llega a tener incidencia con una mayor producción de ácido clorhídrico, que es el responsable de esos ardores estomacales.

CONSEJO FINAL​
Se debe observar el modo de comer y elegir un horario, teniendo en cuenta que se puede variar y adaptar al ritmo de vida y compromisos. Es ahí donde está la gran ventaja de la dieta del ayuno intermitente: su adaptabilidad. Esta dieta se adapta a la vida y no al revés.

Comentarios