Escucha esta nota aquí

El mundo de la repostería es tan amplio que, a medida que nos adentramos en él, es casi imposible no volverse amante de los detalles. Como en otras áreas de la gastronomía, la estética juega un papel muy importante a la hora de presentar una receta y las galletas no son la excepción ¿Quién dijo que estos tentempiés no pueden ser una obra de arte? Si bien existen muchas recetas para preparar galletas, no todas son decorables. Lo ideal para realizar decoraciones con glasé, son las galletas con acabado plano y firme.

Estas pueden ser las clásicas de mantequilla o las de jengibre, pero las segundas son más frecuentes en las preparaciones navideñas. En esta ocasión te enseñaremos a preparar la receta básica de galletas de mantequilla, perfectas para que plasmes toda tu creatividad en ellas. Y si tienes niños en casa, invítalos a participar, pues esta es una receta que se disfruta mejor en compañía de seres queridos.

RECETA DE MASA BÁSICA DE GALLETAS

INGREDIENTES
• 650 gramos de harina
• 250 gramos de mantequilla
• 250 gramos de azúcar glas
• 1 huevo
• 1 cucharada de esencia de vainilla
PREPARACIÓN
Dejar la mantequilla a temperatura ambiente hasta que se ablande. Añadir el azúcar y batir con las varillas eléctricas hasta obtener una preparación cremosa. Agregar el extracto de vainilla y remover. Incorporar el huevo y, después, la harina tamizada, en varias veces y sin dejar de batir hasta obtener una masa homogénea. Formar una bola y dividirla en 4 partes. Colocar cada una entre dos hojas de papel manteca, estirarlas con el rodillo y dejarlas en la nevera al menos 3 horas. Precalentar el horno a 180º. Retirar la masa de la nevera y cortarla con un cortador de distintas formas. Colocar las galletas en la placa forrada con papel sulfurizado y hornearlas durante 10 minutos. Dejarlas enfriar en una rejilla.

GLASEADO
INGREDIENTES
• 750 gramos de azúcar glas
• 3 claras de huevo
• 1 cucharadita de zumo de limón
• Colorante alimentario
PREPARACIÓN
Poner las claras en un cuenco con 2 cucharadas de azúcar, el zumo de limón y unas gotas de agua, y batir. Agregar el azúcar restante tamizada, poco a poco y removiendo, hasta obtener una crema espesa. Separar en dos partes o según los colores que se vayan a utilizar. Colocar la crema en una manga con una boquilla de pico muy fino, y decorar de afuera hacia adentro, esperando lo suficiente entre cada detalle para que éste se seque.
Tip: Si no tienes una manga pastelera, puedes colocar la crema en una bolsa vacía que sea gruesa, como las bolsas de azúcar. Asegúrate de que el hueco de la bolsa o la boquilla sean pequeños para hacer los detalles.



Comentarios