Escucha esta nota aquí

Si de preparaciones exóticas se trata, la gastronomía boliviana siempre resalta. Kalapurca es un plato que data de la época colonial, consiste en una ‘lawua’ espesa de maíz blanco y morado, que se sirve acompañada de una piedra volcánica en plato. El nombre plato viene de la palabra k´ala, que en idioma aymara, significa piedra. 

Aunque no es usual que el ingrediente principal de un plato sea un instrumento en vez de un alimento, historiadores cuentan que este método les permitía mantener la sopa caliente, algo que, combinado con su picante sabor, permitía a las personas de aquella época mantenerse calientes durante los crudos inviernos potosinos a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar. 

Este es un plato que se encuentra con facilidad en potosí, mas no así en el resto de Bolivia, debido a que las piedras que se utiliza en esta sopa, son difíciles de conseguir fuera de este departamento.

Comentarios