Escucha esta nota aquí

Pequeño, llamativo y con un gran sabor. El achachairú se ha abierto paso con mérito propio en el mercado nacional e internacional. Esta fruta es propia del oriente boliviano, siendo el municipio de Porongo el mayor productor, lugar donde se celebra cada enero la “Feria del Achachairú”. 

Pero, ¿Qué tiene este pequeño fruto qué llama tanto la atención de nacionales y extranjeros? Respecto a su valor nutricional, 100 gramos de la parte comestible aportan tan solo 60 calorías, 500 mg de proteína y 14 gramos de carbohidratos. Entre sus propiedades podemos destacar su alto contenido en antioxidantes, vitamina C y vitamina B₉. 

La vitamina C refuerza el sistema inmune y mejora la absorción del hierro en el organismo. Por su parte la vitamina B₉, mejor conocida como ácido fólico, es importante para la formación de los ácidos nucleicos; es decir, el ADN y el ARN (ácido ribonucleico) por lo que se recomienda su consumo en mujeres embarazadas, ya que puede disminuir el riesgo de aparición de anomalías congénitas. Pero eso no es todo, en la cáscara también se encuentran propiedades muy interesantes como lo son el ácido hidroxicitrato que mejora la digestión y estimula el cerebro para dar esa ‘sensación’ de saciedad. Lo que la hace ideal para el día a día.

Más información

  • Durante los meses de cosecha los cruceños aprovechan al máximo este fruto. De su pulpa se elaboran jugos, mermeladas, compotas, y hasta helados. De su cáscara procesada se saca miel, de sabor acidulado, que se usa para bañar dulces típicos.

  • Luego de un estudio hecho en la universidad brasileña do Vale do Itajaí se descubrieron resultados positivos en el combate de células tumorales en casos de cáncer de próstata, mama y riñón.
  • Achachairú en guaraní significa besito de miel, y aunque en Santa Cruz podemos encontrarlo en cada esquina (durante la época de cosecha) es casi desconocida en América Latina, y paradójicamente muy apreciada en Australia, donde hace un par de años fue introducida por el empresario australiano Bruce Hill.





Comentarios