Escucha esta nota aquí

Redonda, colorida y jugosa, la mandarina es una de las frutas favoritas de la primavera. Junto con la naranja, son las frutas de mayor producción en nuestro país y una de las favoritas de todos los tiempos.

Su alto porcentaje de agua  (88%) y una enorme cantidad de vitaminas y minerales la hacen la fruta perfecta para una dieta saludable. Si bien no contiene la misma cantidad de Vitamina C que las naranjas, la vitamina A presente en ella es superior por mucho a la de una naranja. Esta vitamina es un factor relevante a la hora de mantener un cabello lindo y piel sana. Por su parte, el calcio y el fósforo presentes en esta fruta, permite junto con la vitamina C, un desarrollo mucho más sano de los dientes y las encías. 

La fibra, por su parte, está presente principalmente en los pelitos blancos que casi todos desechamos. Lo que significa que también favorece el tránsito intestinal, disminuyendo el tiempo de contacto entre la pared del aparato digestivo y posibles sustancias nocivas, ayudando a la absorción de grasa y contribuyendo al control de los niveles de azúcar en sangre, todo eso sin mencionar su alto poder saciante. 

Como verás las mandarinas son frutas bastante completas, no dudes en aprovechar todos los beneficios que este alimento tiene para tu salud. ¡Estamos en temporada!

Para saber más

  • Cómela cuando se produzca un cambio estacional, que es justo cuando las defensas pueden descender, pues la vitamina C que contiene también es fundamental contra enfermedades infecciosas e inflamatoria.

  • Su alto contenido en agua, potasio y ácido cítrico brindan un efecto diurético en el cuerpo, facilitando la eliminación del ácido úrico y las sales. También permiten alcalinizar la orina y contribuir al buen estado de la vías urinarias.

  • Después de todo lo anteriormente dicho, como verás la mejor forma de aprovechar todos los beneficios de esta fruta es consumiéndola completa y no en jugos. Incluyendo esos ‘pelitos’ blancos pues allí se encuentra la fibra.

Comentarios