Hoy se conmemoran 213 años de su revolución y no podemos estar más orgullosos de la ciudad maravilla, pues no cabe duda que cada vez se posiciona con más fuerza como destino turístico para los amantes del buen comer. Enlistamos algunos de sus platos más reconocidos.

El Deber logo
17 de julio de 2022, 9:09 AM
17 de julio de 2022, 9:09 AM


PLATOS LLENOS DE HISTORIA

La gastronomía paceña es una clara representación de la cultura que alberga esta ciudad, originada en la época colonial, a través de una fusión del mundo aymara con influencias europeas, donde cada plato se distingue no solo por sus ingredientes, sino también por su preparación y la historia que lleva detrás.

Hoy se conmemoran 213 años de su revolución y no podemos estar más orgullosos de la ciudad maravilla, pues no cabe duda que cada vez se posiciona con más fuerza como destino turístico para los amantes del buen comer. Para conmemorar esta fecha, te presentamos algunos de los platos más representativos de esta hermosa ciudad, cortesía del restaurante Doña Mechita.

CHAIRO. Es la sopa paceña por excelencia, antiguamente se preparaba con chalona de cordero y chuño, pero, con el transcurso del tiempo a esta receta se han añadido otros ingredientes como el trigo, mote, habas, zanahoria y otros condimentos. La leyenda cuenta que se originó luego del cerco indígena a La Paz liderado por Túpac Katari en 1781, en una olla común con ingredientes recolectados por el ejército de Ignacio flores.

Chairo paceño


ISPIS FRITOS. Estos pequeños pescados son naturales del lago Titicaca, ubicado en el departamento paceño. Se preparan enteros y ligeramente empanizado para después ser freídos en aceite caliente. Se acompaña con mote, papa y limón.

Ispis fritos con mote y limón


TRUCHA. Los pescadores de la zona cuentan que esta especie fue introducida al lago hace ya varios años junto con el salmón para reproducirlos masivamente. Sin embargo, esta última especie no sobrevivió. Se acostumbra cortarlo longitudinalmente para luego freírlo y se acompaña con arroz, limón y opcionalmente chuño.

Trucha de lago frita con chuño, salsa y papa 


FRICASÉ. Preparado con chuño, ají y cerdo, debido a su elevado grado de calorías y sabor picante, este caldo se lo toma principalmente para contrarrestar los efectos de le resaca, luego de una noche de fiesta. En 2014, el Gobierno Municipal de La Paz declaró al fricasé Patrimonio Cultural, por formar parte de las tradiciones festivas de esa ciudad.

Fricasé paceño


DOÑA MECHITA

Mercedes Quisbert Poma emigró hace muchos años hacia Santa Cruz con su esposo, Eduardo Moncada. Vio de cerca el crecimiento de esta ciudad y aportó al mismo. Hace más de 20 años inauguró su restaurante ‘Doña Mechita’ y desde entonces se ha hecho tan conocido que lo han visitado diferentes personalidades y autoridades cruceñas. Hoy, su historia es un símbolo de esfuerzo y desarrollo para todos los que llegan a este departamento a aportar con su granito de arena.


BALSAS DE TOTORA

La totora es un junco lacustre que abunda en los lugares pantanosos y puede llegar a medir hasta tres metros de altura. La cosecha de esta fibra se realiza en los meses de abril y mayo, meses en los que madura y es más resistente. Del lado boliviano del lago Titicaca, los habitantes de la isla de Suriki, lago adentro, y de Huatajata, población asentada en la ribera, conservan la tradición de construir balsas de totora, que les han permitido navegar por cientos de años el lago.


Balsas de totora en el lago Titicaca