Escucha esta nota aquí

Las frutas confitadas son la manera perfecta de adornar tus preparaciones navideñas. Comprarlas ya no será la única opción, hoy te enseñaremos a prepararlas desde casa, de una manera sencilla y práctica.

Solo necesitarás una olla, azúcar, agua y las frutas que desees confitar. Te recomendamos naranja, sandía y limón, pues son frutas de cáscara dura y eso es precisamente lo que necesitaremos en esta receta. Lo primero es pelar la fruta de manera que quede solo la cáscara. Lávala, pícala en trozos y colócalos en una olla con agua, cocina a fuego alto durante 15 minutos.

Una vez esté hirviendo saca las cáscaras, enjuágalas con agua fría y vuelve a repetir el proceso anterior (hervirlas en una olla con agua) tres veces más. Luego, coloca las cáscaras en una olla con 1/4 de taza de agua y 1 taza de azúcar. Dejar cocinar hasta que el agua se evapore y la cáscara se caramelice. Coloca la fruta caramelizada en una bandeja con papel encerado y hornea 30 minutos por lado a 50 °C. Después del horneado estará listo para consumir.

Más información

  • Para su conservación guarda las frutas confitadas en un frasco de vidrio dentro de la nevera. La idea es evitar que les entre humedad y la luz solar. Así podrán conservarse en buen estado hasta un mes.
  • Las frutas confitadas o frutas abrillantadas son un ingrediente indispensable en las recetas navideñas. Se utilizan tanto para pastelería como para panadería. Anímate a prepararlas tú mismo, en las siguientes páginas encontrarás recetas para utilizarlas.

Comentarios