Escucha esta nota aquí

Preparar un churrasco puede ser tarea sencilla para quienes dominan la parrilla. Pero entre conseguir un buen carbón, lograr que enciendan las brasas y limpiar la parrilla puede pasar mucho tiempo. El día de hoy te explicaremos cómo preparar un delicioso churrasco sin parrilla, usando solo una bífera o una sartén.

Cortar la carne

La manera en cómo cortes la carne influirá en su consistencia final. Si te fijas, la carne tiene las fibras del músculo en una dirección. Debes cortar transversalmente, siguiendo la dirección de las fibras. De esa manera la carne quedará más suave.

 
Sazonar Cortar la carne

la carne Las opciones para sazonar la carne son infinitas. Pero te aconsejamos no exagerar porque la idea es no alterar demasiado el sabor de la carne. Un poco de pimienta, romero, ajo e incluso café molido podrían aportar un gran sabor. ¿Y la sal? Es mejor colocarla al final, pues así evitamos resecarla.

El tiempo 

Depende más del grosor que del tipo de carne. Los cortes como solomillo, lomo o vacío pueden demorar 6-8 minutos por lado. La cocción debe ser medio lenta, así el centro no quedará crudo. Colocar trozos de carne demasiado delgados hará que salgan secos.

Más consejos

•    Los cortes suelen venir siempre con una capa de grasa, que puede ser menor o mayor dependiendo de la calidad del producto. Si decides retirarla, debes dejar al menos algunas partes con esta grasa, pues eso le permitirá cocinarse en la sartén sin ayuda de aceite.
•    Aunque mucha gente opta por marinar algunos cortes de carne duros como el keperí o el pecho de res, estos se cocinan mejor lento, en un horno o un ahumador. Intentar cocinarlos en una sartén o bífera puede que no sea tan buena idea.
•    Condimentar la carne con café es una tendencia nueva para sazonar carnes. Por más rara que parezca, le ha funcionado bien a muchos blogueros de cocina, que son los principales impulsores de este nuevo ‘‘sabor’’ como la argentina Paulina Cocina.

Comentarios