Escucha esta nota aquí

"El coronavirus puso de rodillas a las economías más poderosas del mundo y a los sistemas de salud más sólidos, solventes y que se suponían eficientes a escala global". De este manera, José Luis Parada, el hombre fuerte de la economía boliviana, conversó con EL DEBER y detalló cómo el país encarará (desde este campo) al escenario dado por el brote de coronavirus que en las últimas horas ya se cobró a su primera víctima en Santa Cruz.

"Estamos priorizando la salud y garantizando los recursos necesarios y las medidas para contrarrestar la expansión del virus. Esta situación no es culpa de los bolivianos y entendemos el sacrificio que están haciendo, eso hay que agradecerlo. Estamos seguros que con disciplina y racionalidad se saldrá adelante. El Gobierno está trabajando las 24 horas del día para dar soluciones y también están haciendo su parte tanto el sector financiero como, en general, el privado", sostuvo el actual ministro de Economía.

Con respectoal paquete de medidas expuestas por esta cartera de Estado, la autoridad resumió a la población las líneas de acción que se están tomando de la siguiente manera: 

Servicios básicos

El Gobierno absorberá el gasto de electricidad de cerca de 2,5 millones unidades domiciliarias que no excedan el monto de Bs 120 mensual de consumo. Según el Viceministerio de Electricidad y Energías Alternativas se dispondrán Bs 282 millones para esta cobertura. La medida también toma forma para el consumo de agua y gas domiciliario, donde el Estado instruyó que no se deben cortar estos servicios.

"Se ha visto cómo la crisis del agua afectó a La Paz. Tomando en cuenta que la gente estará en sus casas durante la cuarentena, el Gobierno tomó estas medidas", sostuvo Parada. 

El ministro sostuvo que las medidas no aplican para el tema de telefonía, ya que esto se debe llevarse adelante con la autoridad correspondiente y someterse a consulta con los sectores involucrados. Hay 11 millones de teléfonos móviles activos a escala nacional.

Tema financiero

La reprogamación para el pago de créditos es otros de las medidas expuestas por Parada, quien subrayó que se debe dar prioridad a los casos de la micro, pequeña y mediana empresa porque fue uno de los sectores "mas golpeados de los últimos años por temas como el pago del doble aguinaldo". 

No obstante, esta es una medida general para los usuario del sistema financiero; el ministro instó a los clientes de los bancos a comunicarse con su oficial de crédito para conocer los alcances y otros aspectos que estén más allá de la norma. Para ello, las entidades financieras han habilitado diversos canales, desde correos electrónicos, WhatsApp hasta líneas gratuitas de asistencia.

"El sistema financiero ha sido muy sólido en los últimos 50 años y creemos en la capacidad que tienen para continuar como un pilar de la economía nacional y atender a la población", resaltó la autoridad.

En este sentido, el Estado instruyó a la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero elaborar las disposiciones correspondientes para que los bancos dispongan de un diferimiento de seis meses (de manera automática y sin multas), después del levantamiento de la cuarentena, para el pago de crédito y capital de los préstamos que adquirieron los ciudadanos.

Factor impositivo

El ministro garantizó que en la política tributaria no habrá presiones. Ante la emergencia sanitaria, el Gobierno accedió a prorrogar el vencimiento para la presentación y pago de obligaciones tributarias. "En este cuadro no vamos a dejar de lado a ningún sector, aquí están incluidos los profesionales independientes que han sido los más golpeados por la presión tributaria y ahora ellos podrán presentar sus facturas hasta diciembre, sabemos que están gastando en sus familias", aclaró el ministro.

La resolución expuesta por Impuestos Nacionales también aplica para la presentación de documentos, así como una prórroga especial para quienes están adscritos al Régimen Simplificado

Además, Parada puntualizó que hay luz verde para la reducción de intereses y multas en un 90% para las personas jurídicas fiscalizadas por el Servicio Nacional de Sistema de Reparto - Senasir.

La autoridad sostuvo que las medidas están en constante revisión para observar su evolución y considerar posibles ajustes. La idea es que una vez la emergencia sanitaria baje de intensidad, las empresas puedan retornar a sus actividades económicas sin problemas.

Para la tercera edad

Otras de las bases del paquete de medidas estatales se enfoca en los adultos mayores. Parada enfatizó que se garantiza el pago de la Renta Dignidad. Se dispuso que las personas de la tercera edad pueden autorizar a algún familiar hacer el cobro de este bono mientras dure la cuarentena. 

Hasta ahora se conoce que se suspendió el pago a domicilio debido a la cantidad de beneficiarios existentes en el país (un millón), según informó el gerente de la Gestora Pública, Sergio Flores, a una cadena radial del interior.

Beneficios para sectores vulnerables

En los próximo días (a comienzos de abril), se distribuirán más de 6,15 millones de canastas familiares a escala nacional (zona urbana y rural), las cuales movilizarán 90.000 toneladas de alimentos y así beneficiar a las personas que no tienen un ingreso económico fijo.

Asimismo, a mediados de abril se inicia el pago del Bono Familia, según Parada. Esto beneficiará a 1,5 millones de estudiantes de primaria de escuelas fiscales y se destinarán cerca de Bs 770 millones que son producto del ahorro y readecuación de proyectos, principalmente lo que mostraban tintes políticos. Para el pago se utilizarán los mismos mecanismos que para otros bonos, según el ministro.

Para finalizar, la autoridad sostuvo que estas medidas no son un parche y que también contemplan que no se corte la cadena productiva. "Bolivia produce entre el 80% y el 85% de sus alimentos y eso traerá facilidad para atender al mercado (otra preocupación de la población), a diferencia de otros países mejor conectados y con mayor capacidad logística que se han visto afectados por la crisis sanitaria.

"Los efectos de este escenario (global) ya se sienten porque se ha visto una reducción en el precio del petróleo. Eso frena al aparato productivo y al precio de las materias primas. Vemos que en 90 días puede afectar a la economía, pero estamos haciendo las proyecciones para ir acomodando las medidas y vemos que vamos a salir de estos problemas en función al tiempo que tome solucionar el principal evento internacional", concluyó Parada.