Escucha esta nota aquí

Ibo Blazicevic, presidente Cámara Nacional de Industrias, adelantó que dependerá del tiempo que este sector no pueda salir a trabajar para medir las consecuencias económicas y sociales que se tendrán una vez concluya la cuarentena en el país.

"El panorama es muy difícil, después del paro del año pasado y los días de cuarentena que llevamos, tenemos a la industria nacional parada, salvo a los esenciales como las de alimentos básicos, farmacéutica y parte de la industria química", dijo Blazicevic a la red Unitel.

Fundempresa tiene registradas 35.000 industrias en Bolivia y más de 30.000 están paradas ahora poniendo en riesgo más de 106.000 empleos en Bolivia, puntualizó.

De acuerdo a la proyección de sus economistas, se tendrá un impacto de 1,5 puntos del Producto Interno Bruto industrial; "ojalá que las medidas no sean de largo aliento y podamos salir a trabajar el 15 de abril", remarcó.

Necesitan más apoyo

Blazicevic dice estar de acuerdo con la aplicación de políticas por el bien de la salud de la población, pero también considera que se deben establecer medidas, más allá de las paliativas que ha dado el Gobierno, que una 
canalicen líneas de créditos especiales para el pago de planillas, para reactivar el consumo, además que el "compro boliviano" se convierta en una política de Estado.

A esto se suma que se debe generar un fondo de reactivación de la Industria como se está haciendo en otros países.